Lunes, 23 de enero de 2017

| 1999/03/22 00:00

PARA TODOS LOS PUBLICOS

La Orquesta Sinfónica de Colombia, en medio de una grave crisis económica, cambia su <BR>repertorio tradicional para ganar más adeptos .

PARA TODOS LOS PUBLICOS

Desde finales del año pasado, cuando la Orquesta Sinfónica de Colombia comenzó a
experimentar con nuevos repertorios como el Satiricón sinfónico, en el que había una mezcla de música y
el humor del personaje Heriberto de la Calle, interpretado por Jaime Garzón, el público seguidor de los
montajes de la orquesta se ha dividido en dos. Los más eruditos, amantes de compositores como Beethoven,
Mozart o Bach, han rechazado el hecho de que una institución musical como la Orquesta Sinfónica se
hubiera dedicado a realizar este tipo de presentaciones. Los jóvenes, mientras tanto, han elogiado la
posibilidad de presenciar espectáculos más variados. Después de la muerte del maestro Dimitri Manolov,
quien fue el primero en incentivar a los músicos a que expandieran sus interpretaciones a otros
campos, la orquesta parece seguir dispuesta a mantener esta línea en la nueva etapa que ha comenzado.
Con el maestro Alejandro Posada a la cabeza, la actual temporada que se lleva a cabo en el Teatro
Colsubsidio Roberto Arias Pérez, de Bogotá, también se ha caracterizado por una variedad temática en
todas sus presentaciones. Desde composiciones de Elvis Presley y Paul McCartney hasta música andina
que, dicho sea de paso, se presentará bajo el nombre de Suramérica sinfónica, se ha visto en la programación
que está ofreciendo la orquesta desde el pasado 13 de febrero. Muchos se han visto sorprendidos pues el
cambio parece abrupto. La razón es una sola: la orquesta quiere ganar más adeptos en medio de una
evidente crisis económica que no le ha dado ni siquiera la posibilidad de conseguir sede propia, ni mucho
menos emprender giras nacionales o internacionales.
"Necesitamos que la gente sienta suya la orquesta", asegura el maestro y director Alejandro Posada, al
hacer referencia a la actual programación de la temporada. Parece que los fieles a los grandes maestros
clásicos no son razón suficiente para la existencia de la orquesta. Por ello los proyectos que se vienen
adelantando también se presentan novedosos. Hitos al parque, un programa que apoya la Alcaldía de Bogotá,
que se celebrará durante este semestre en espacios públicos de la capital, será una serie de homenajes a
15 compositores colombianos que se han hecho célebres a través de bambucos, boleros, guabinas o ritmos
contemporáneos.
Hay quienes no gustan de la idea, e insisten en que no se puede mezclar una cosa con la otra. Pero las
exigencias del público y la convicción de los mismos músicos para que así sea no parece tener discusión.
La Sinfónica seguirá con su nueva cara, alternando repertorios tan variados como El Réquiem de Verdi y
Medley de Elvis Presley, esta vez desde el Teatro Colsubsidio, pero con la permanente incertidumbre de
dónde continuar los ensayos y las presentaciones después de esta corta temporada de dos meses que
termina en marzo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.