Sábado, 21 de enero de 2017

| 2007/09/15 00:00

Paranoia

Ha sido un éxito en Estados Unidos esta entretenida actualización de la trama de 'La ventana indiscreta'.

Kale (Shia LaBeouf), condenado a permanecer en su casa, cree que ha descubierto un crimen en la casa de enfrente

Título original: Disturbia.
Año de estreno: 2007.
Dirección: D. J. Caruso.
Actores: Shia LaBeouf, David Morse, Sarah Roemer, Aaron Yoo, Carrie-Anne Moss.

Hay días en que La ventana indiscreta (1954), de Alfred Hitchcock, parece ser la mejor película de todas. O, por lo menos, la que mejor explica lo que sucede cuando nos enfrentamos al cine. Es por ello, quizá, que los cineastas del mundo tratan todo el tiempo de recrear su historia: la de un artista obligado a espiar, desde su ventana, las vidas misteriosas que suceden en las casas que tiene enfrente. Brian de Palma tituló Doble de cuerpo (1984) su extraña versión de los hechos; Patrice Leconte, de visita por estos días de festival de cine francés, se asomó a aquel mundo vouyerista en la estupenda Monsieur Hire (1989); y el improbable Woody Allen, en uno de sus arrebatos policíacos, parodió la trama en una maravillosa comedia llamada Misterioso asesinato en Manhattan (1993).

Son sólo unos pocos ejemplos. Digamos, para resumir, que hace unos 10 años se filmó una patética versión para televisión de La ventana indiscreta, también basada en el cuento de Cornell Woolrich, que le dio al gran Christopher Reeve su último papel en una película. Y que ahora tenemos esta versión para dummies, Paranoia, que es más entretenida de lo que uno cree, que combina el suspenso más logrado con el terror más burdo que se pueda imaginar, y que convierte al protagonista, ese vouyerista que descubre un crimen desde su ventana, en un adolescente, Kale, al que le han dado la casa por cárcel tras una serie de eventos desafortunados.

Paranoia es una buena sorpresa. Bien tramada, bien actuada, bien filmada, es una verdadera lástima que sus minutos finales sean un desastre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.