Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/1996 12:00:00 AM

PATALETAS DE FAMOSO

Una vez puesto en el curubito de Hollywood, John Travolta no se cambia por nadie. Si hace algunos años rogaba por cualquier papel protagónico, independientemente de las circunstancias, hoy el actor de Pulp Fiction se da el lujo de hacer desplantes a directores y productores. El más reciente se lo hizo a nadie menos que Roman Polanski durante la filmación de la película The Double. En total desacuerdo con la manera como lo estaba dirigiendo el realizador de El bebé de Rosemary, Travolta abandonó el plató de filmación y se negó a seguir con el proyecto si Polanski continuaba al frente del mismo. La productora inglesa Liteoffer y la distribuidora norteamericana Mandalay lo demandaron la semana pasada por incumplimiento del contrato, el cual, entre otras cosas, tiene contemplado que Travolta reciba por su actuación la bicoca de 17 millones de dólares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.