Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/16/2013 1:00:00 AM

El quinto poder

Este examen al impacto que tuvo Wikileaks se centra en los choques entre los personajes sin procesar las consecuencias de lo sucedido. **½

Título original: The Fifth Estate
País: Estados Unidos
Director: Bill Condon
Guion: Josh Singer 
Actores: Benedict Cumberbatch, Daniel Brühl, Carice Van Houten
Duración: 128 min. 

En esta película sobre los choques humanos detrás de Wikileaks, lo interno y lo externo lucen iguales. Así, uno de sus retos es animar eventos internamente tumultuosos pero externamente quietos. Se trata, al fin y al cabo, de gente que intentó hacer una revolución sin mucho movimiento físico, sin ondear banderas en la calle, sin zigzaguear corriendo por las calles evitando francotiradores. Es una nueva forma de revolución, hecha por programadores tecleando códigos en computadores portátiles.

Lo que está en juego es el futuro de la información en la época de internet cuando es posible hacer una democratización radical, formular una alternativa a la forma en que los Estados usan los secretos en su funcionamiento habitual. 

Más que ese conflicto abstracto de la información restringida o libre, la película se centra en la relación extraña, con algo de amistad y de culto, de heroísmo y mezquindad, entre dos figuras centrales de Wikileaks: su fundador, el australiano Julian Assange (Benedict Cumberbatch), y uno de sus primero acólitos, el alemán Daniel Berg (Daniel Brühl).

La película le echa un vistazo general a la primera etapa de la organización, desde sus humildes comienzos en 2007 hasta la publicación, a fines del 2010 y en conjunto con varios diarios, de miles de cables diplomáticos estadounidenses. El resto de la novela está ausente: las acusaciones de violación contra Assange, su errar por Europa, los pedidos de extradición y su final anticlimático y alargado en la embajada ecuatoriana en Londres.

La figura elusiva y opaca de Assange es central, pero la película no termina de delinear más allá de su mesianismo o de sus sonoros eslóganes a favor de la circulación libre de la información. Como está narrada desde la perspectiva de Berg (quien escribió el libro en el que se basa), la figura de su colega es una serie de imágenes inconexas: primero es un hombre magnético y agudo, luego alguien controlador y vano, y finalmente alguien mezquino e irresponsable, con tal fe en la bondad absoluta de la libre circulación de la información que le tiene sin cuidado poner vidas en riesgo.

Ahora, tres larguísimos años después de los eventos narrados, habría sido bueno evaluar con cabeza fría todo el asunto, aunque es una tarea que la película extrañamente evita. ¿Qué cambió la filtración? ¿Se generó un público más crítico y enterado? ¿Los gobiernos cambiaron su forma de operar? ¿La insistencia de Assange en publicarlo todo sin borrar nada fue tan catastrófica como advirtieron alarmantemente las autoridades en ese entonces? 

Desafortunadamente, El quinto poder se desentiende de todo eso. La película, dedicada a resolver el reto de cómo mostrar un conflicto que no existe visualmente y aprisionada por lo coyuntural, no explora las consecuencias de lo ocurrido. Las preguntas clave y apasionantes acerca de cómo las comunidades virtuales han cambiado (o no) nuestro presente, o sobre la verdadera importancia de Wikileaks, se quedan sin resolver.

CARTELERA

**** Excelente  *** 1/2 Muy buena   *** Buena   **1/2 Aceptable   ** Regular    * Mala

Gravedad ***½
Dos astronautas quedan flotando en el espacio en esta espectacular y tensionante película de Alfonso Cuarón.

Capitán Phillips ***
Recuento del secuestro de un barco estadounidense por piratas somalíes, basado en una historia real.

La huésped **½
Una muchacha amanece con una nueva voz en su mente que quiere borrarle sus recuerdos en esta cinta de ciencia ficción.

Metegol **
En esta animación argentina, de Juan José Campanella, unos jugadores de futbolín cobran vida.   
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.