Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/15/2017 2:41:00 PM

"El poema que más me gusta es el que habla de los amores que ya no son": Piedad Bonnett

El Teatro Colón y la Biblioteca Nacional de Colombia presentan un recital con los más hermosos poemas de amor. La poeta colombiana fue la encargada de hacer la selección, SEMANA habló con ella.

Son cerca de 40 poemas de la antología, seleccionados por la novelista y dramaturga Piedad Bonnett, que conectarán al público con los versos y las profundas emociones de sus autores. El recital cuenta con la dirección de Manuel José Álvarez y la declamación estará a cargo de Kepa Amuchástegui y Carmenza Gómez.

Trilce XIII (César Vallejo), 1964 (Jorge Luis Borges), Ritornelo (León de Greiff), Vergüenza (Gabriela Mistral), El Resplandor (Meira Delmar), Talismán (Juan Gustavo Cobo Borda), Un probable Constantino Cavafis a los 19 (Raúl Gómez Jattin) y En tu aniversario (Alejandra Pizarnik), así como la canción Contigo de
Joaquín Sabina, serán algunos versos que los asistentes podrán dsfrutar.

Semana: ¿Por qué cuando nos mencionan la palabra ‘poesía’ pensamos de inmediato en ‘amor’?

Piedad Bonnett: Es verdad que hay una asociación inmediata, pero no es porque la mayor parte  de la poesía tenga el tema del amor, sino tal vez porque los primeros que nos impactaron en la vida fueron  poemas de amor. Porque en el conjunto de la poesía universal está también el tema de la infancia, la muerte, la cotidianidad, en fin…  O sea que el amor es un tema más. Pero la gente  asocia el lenguaje simbólico, el lenguaje de la poesía,  con el lenguaje del amor: eso es casi que mecánico. Cuando uno ya uno examina el  concepto se da cuenta de que es una percepción equivocada pero no menos legítima: que la gente asocie ese tipo de lenguaje con el amor.

Semana: El amor es un sentimiento universal, pero la poesía romántica no es del gusto de todo el mundo…

Piedad Bonnett: No hay que asociar necesariamente la poesía romántica con poesía amorosa. La poesía romántica también, puede ser, por ejemplo, poesía política; lo que pasa es que el romanticismo habla con un fervor, con una fuerza afectiva que hace que la palabra romántica se le aplique a la poesía amorosa. Creo que es la poesía en general lo que no le llega a muchas personas. Porque la poesía necesita apertura, pues  no siempre expresa ideas de manera racional sino que el lenguaje se deconstruye o se reorganiza de una manera insólita y reveladora, hay una especie de desorden gramatical en el lenguaje,  una manera nueva de decir las cosas.

Hay muchas personas que, por resistirse al lenguaje simbólico, se alejan de la poesía. Ahora, entre la gente a la que le gusta la poesía o está dispuesta a oír poesía, creo que la que más fácilmente les llega es la amorosa. El común de la gente piensa que poesía son palabras hermosas -cosa que no es-, o únicamente expresión  de sentimientos y que los sentimientos son amorosos.

Puede leer: Darío Jaramillo Agudelo es el nuevo Premio Nacional de Poesía

Semana: Usted hizo la selección de los poemas, ¿la canción de Joaquín Sabina es un guiño a 20 poemas de amor y una canción desesperada?

P.B.: Entró porque yo pienso que la poesía es amplísima. Tiene miles de manifestaciones: desde la más hermética, la más oscura, la más difícil, hasta la poesía que hay en la canción, por ejemplo. Podemos decir que ciertos cantautores, como los llaman, tienen alma de poeta. Entonces Joaquín Sabina tiene ese poema de amor que en realidad es un poema que se canta. Me pareció que el espectáculo que se va a ver el sábado necesita tener muchos matices: lo leve, lo pesado, lo dramático, lo cómico. Todo está contemplado para que haya un ritmo. La canción de Sabina me pareció interesante. Opiné que Dylan no debió ganarse el Nobel, no porque no fuera poesía, sino porque me parece que hay muchos mejores poetas que Bob Dylan. El cantante es un poeta pero la poesía contemporánea se ha ido por un camino muy complejo. La poesía ha hecho búsquedas muy arriesgadas en el lenguaje y hay poetas contemporáneos con unas obras extraordinarias.

Semana: Al respecto, ¿La poesía solo puede ser escrita?

P.B.: No. Por supuesto que no. Yo creo que el mundo está lleno de elementos poéticos. Pero como dice Octavio Paz: “El lugar por excelencia de la poesía es el poema”. Se puede decir que algo es poético de una situación en el mundo; o de una película que es poética; o de una pieza musical que es lírica. Pero donde mejor se expresa la poesía es en el poema, en el lenguaje. La poesía en la antigüedad, por otra parte, era dicha en voz alta.

Semana: En función de la poesía ¿es más intenso el amor o el desamor?

P.B.: No creo que uno de los dos sea más intenso. De pronto la poesía amorosa más abundante está del lado del desamor, pero eso es solo una hipótesis, habría que investigar.

Le sugerimos: Un homenaje en versos

Semana: ¿Se ha dejado de usar la poesía para conquistar?

P.B.: No lo sé. Mi intuición me dice que siempre habrá unos pocos que apelan a la poesía como un instrumento de comunicación con el otro, digamos de seducción, como una carta de amor. Eso siempre existirá; sin embargo,  se me ocurre que en esta época de vertiginosa exterioridad en la que se vive solo unos pocos conquistan el espacio de silencio suficiente para llegar al poema. El ruido es incompatible con la poesía, hay que abrir un espacio de silencio para que la poesía llegue. Pienso que hoy, para seducir, se apela más a la canción que al propio poema. Pero siempre habrá el muchacho o la muchacha que la lea y la descubra como mensaje de amor. Además, siempre hay gente joven que está escribiendo poesía;  eso es como una secta que llega a ella casi milagrosamente.

Semana: De ese universo que es la poesía amorosa ¿qué parámetros tuvo en cuenta para hacer la selección?

P.B.: Sonoridad e intensidad como para decirla en un escenario. En la poesía intuyes qué es lo que va a funcionar en voz alta. Porque con poemas largos u oscuros o que son excesivamente cortos no puedes crear el efecto que quieres. Y pensé en qué funciona dicho en boca de una persona que lee. Por otro lado quise mantener el equilibro: poesía clásica pero también  contemporánea, que hubiera poesía colombiana, y una representación importante de mujeres.

Hay un orden temático, un hilo conductor: definiciones del amor, el amor como descubrimiento, el amor como pasión, los desencuentros amorosos. Dentro de los muchos poemas que consideré inicialmente (unos 120) fui jugando con esas variables pero sobre todo con el efecto de conjunto.

Semana: Si estuviera enamorada ¿qué poema le dedicaría a su amor?

P.B.: Me gusta mucho… déjame pensar… el poema que tal vez más me gusta es el que habla sobre los amores que ya no son, pero que recuperan ese sentimiento que estuvo en el momento de haber amado. Muchos poemas hablan de eso, como el poema 20. Son poemas de recuperación, no el poema en el que la pasión está viva, sino en que el amor ya no existe pero que está guardado en el corazón como recuerdo. En ese sentido, de la selección me gustan mucho el poema 20 y el que termina el recital ‘O fueron nueve’.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?