Jueves, 19 de enero de 2017

| 1984/11/26 00:00

PINTURA EN ACCION

En la obra de Luis Enrique Antolínez hay una constante de teatralidad

PINTURA EN ACCION

El primer premio que obtuvo hace poco en el Salón de Suramericana y la actual exposición individual de su obra en la Galería Ibarra de Bogotá, hacen pensar que más que por una continuidad temática, la pintura de Luis Enrique Antolínez está calificada por su aparente casualidad.
Pero se amarra y unifica interiormente por medio de la continuidad que corresponde a una sola manera herramentaria, o utensiliaría, y a un sólo modo de usar los recursos de la pintura. A pesar de que esto ocurre como estructura interior, la idiosincracia de la obra se ve debidamente exteriorizada por otra manera complementaria de la anterior y simultánea con ella: la teatralidad del modo gestual con que se expresa.
Todo esto lo lleva a una evidente y alegre habilidad, casi propia de artistas comerciales, por medio de la cual sobrepasa las posibles limitaciones de cualquier recato, modestia o timidez, para penetrar en las velocidades de la agilidad y disposición para el dibujo de trazo rápido, con qué solucionar problemas plásticos pero con qué también tomar riesgos estéticos considerables. Quizás por ello y desde el punto de vista de sus referencias, Antolínez cubre una gama amplísima que va desde los retratos de personajes históricamente importantes, como Bolívar, a conocidas figuras politicas contemporáneas, como Carlos Lleras, hasta deportistas en pleno esfuerzo, modelos glamorosas sacadas de revistas de modas y letras de alfabetos, de las que no se sabe si han sido escogidas por sus connotaciones literarias o por sus formas, simplemente.
Esos asuntos son parte sustancial de las referencias de estos cuadros y han sido trabajados pictóricamente en ejercicios que intentan demostrar que todos corresponden a la misma categoria una vez que traspasan los umbrales de la pintura de Antolínez; lo cual quiere decir que han sido vistos y captados en el momento de su actuación. Porque estas figuras de héroes políticos, modelos, deportistas, letras o simples formas, están siempre actuando y gestualizando, como el mismo artista, al pintarlas, quien,en pos de dicha efectualidad, maneja una amplia gama de recursos técnicos, como pueden ser dibujar o pintar directamente, o sobreponer formas a transparencias extrañas, o utilizar si multáneamente el creyón, la brocha a la pistola; lo anterior a veces lo hace sobre papel, lienzo o cartones, estos últimos a veces en forma de cajas, por medio de intervenciones instantaneas, para comprometerse con una idea de pintar que a su vez ha comenzado definir un ámbito específico.
Ese ámbito aun es difícil de visualizar desde afuera, pero quienes hemos observado el proceso de su evolución, nos convencemos cada vez más que Antolínez llegará a formular límites coherentes al territorio dentro del cual puede darse el significativo encuentro estético con la riqueza de su imaginación visual.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.