Viernes, 19 de diciembre de 2014

| 1995/07/24 00:00

POCAHONTAS

La primera película animada de Disney basada en una historia real: el encuentro de dos mundos en la era de la colonización norteamericana.

POCAHONTAS

DIRECTOR: MIKE GABRIEL PROTAGONISTAS: POCAHONTAS, JOHN SMITH, JOHN RATCLIFFE, JEFE POWHATAN, MIKO, FLIT, PERCY Y. LA ABUELA SAUCE.
HASTA ESTA PElícula, la productora Walt Disney llevaba una racha de fenómenos taquilleros sin precedentes en la historia del cine. La inició en 1989, con La sirenita, y la continuó dos años más tarde con La bella y la bestia; en 1993 llegó Aladino y en 1994 la remató con El rey León. Cada película fue superando en recaudación a la anterior hasta el punto que El rey León se convirtió en la cinta más taquillera en la historia del cine mundial. Ahora Disney estrena Pocahontas, basada en el encuentro de dos mundos que tuvo lugar cuando los ingleses colonizaron a Norteamérica. Aunque se espera una excelente recaudación, nadie ha pensado un instante que supere a su antecesora. De hecho, es probable que ninguna película, real o animada, lo haga en mucho tiempo. En pocas palabras, que Pocahontas no equipare a El rey León en taquilla no es la medida de su calidad, pues el reto de la taquilla era desde un principio imposible.
Pocahontas posee la particularidad de ser la primera película de Disney basada en una historia real, la de una joven indígena norteamericana, de nombre Pocahontas, y su relación con un inglés colonizador llamado John Smith. Sin embargo, esta misma característica la ha limitado en su desarrollo narrativo. Al integrar la rigurosidad histórica con la sensibilidad étnica que surge al enfrentar a blancos e indígenas, las posibilidades de hacer volar la imaginación de los creadores de la misma manera que en El rey león, Aladino o La bella y la bestia eran considerablemente inferiores. El resultado es una película que, a pesar de brillar por la perfección del dibujo y del movimiento, por una buena musicalización y por su belleza de imágenes, no posee la magia narrativa ni la vitalidad de los personajes de las películas anteriores.
Dirigida por Mike Gabriel, la cinta es básicamente una historia de amor que sirve de eje para ilustrar la historia mayor, la del encuentro entre dos razas: colonizadores ingleses e indígenas norteamericanos. En medio de esta trama, la Disney vuelve, como en El rey León, a tocar el tema del respeto por la naturaleza, esta vez agregando uno que cae como anillo al dedo en estos tiempos de intolerancia racial: la confraternidad entre los hombres como única estrategia de vivir en armonía.
Aunque la cinta no desilusiona ni a niños ni a adultos, lo cierto es que no posee la carga emocional de las anteriores producciones. Y esto, unido a la falta de aventuras en relación con las películas típicas de Disney, la convierten en la menos buena de la serie de superéxitos animados.

CASPER
Una hermosa y conmovedora película con el sello tecnológico de Steven Spielberg.
DIRECTOR: BRAD SILBERLING
PROTAGONISTAS: CRISTINA RICCI, BILL PULLMAN, GASPARIN, LATIGO, TUFO Y GORDI.
LOS ALCANCES del genial director estadounidense Steven Spielberg, en materia de efectos especiales, han revolucionado el cine. Desde E.T. hasta Jurassic Park, han sido pocas las películas en las que el centro de atención no sean los descrestantes trucos que por cuenta de los computadores hacen escurrir la saliva de millones de espectadores.
Su centro de producción, Amblin Entertainment, ha hecho realidad el retorno triunfal de Gasparín, el tradicional fantasma amigable de las tiras cómicas, en Casper, la reciente cinta producida por Spielberg y dirigida por Brad Silberling. El mismo equipo técnico que logró la magia en películas como ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, Indiana Jones, E. T. y Regreso al futuro, sólo por nombrar algunos ejemplos, ha creado ahora un grupo de criaturas dignas del renombre de la casa productora. Se trata de cuatro fantasmas -Gasparín y sus tres tíos- que deambulan en una casa abandonada sucesivamente a causa de los continuos ataques de histeria que crean en sus habitantes terrenales. Pero la aparición de una hermosa niña es la luz de esperanza del pequeño Gasparín de conseguir por fin un amigo.
Así, la película es la historia de una amistad entre dos soledades casi imposibles de reconciliar: la de una niña víctima de los traslados permanentes de su padre y la de un fantasma que solo causa pánico. Conmovedora, alegre, intensa, inofensiva y colmada de efectos especiales, Casper es una de las mejores alternativas para el público infantil. Es una invitación a albergar por un rato un mundo fantasmal que no había sido creado antes con tanta energía y vitalidad. La historia y sus efectos visuales aseguran el éxito de la cinta y, por supuesto, la alegría del público de cualquier edad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×