Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1984/08/20 00:00

POESIA ILUSTRADA

El artista uruguayo Pablo Obelar interpreta plásticamente poemas de Juan Gustavo Cobo

POESIA ILUSTRADA

Pablo Obelar, pintor, dibujante y grabador uruguayo residente en Buenos Aires, se encargó de ilustrar y editar la carpeta "Las delicias del tiempo perdido", con poemas de Juan Gustavo Cobo Borda, que estará exhibida a partir del próximo 2 de agosto en la Sala de Proyectos del Museo de Arte Moderno de Bogotá.
La relación entre Obelar y Colombia ha sido tan estrecha que él mismo considera que ésta es su tercera patria. En 1971 expuso por primera vez en Colombia y desde hace más de 5 años viene a exponer en ciudades como Cali, Manizales, Valledupar o Roldanillo. Este año no ha sido una excepción. Su obra reciente fue expuesta al público en la Sala de la Cámara de Comercio de Cali; en el taller Novo Arte de Bogotá dictó un curso de grabado; el 20 de julio participó en el taller maestro de Roldanillo, al lado de Pedro Alcántara y Omar Rayo.
Estos tres artistas se tomaron la calle peatonal del Museo Rayo y durante el día se dedicaron a transmitir sus experiencias. Obelar también pintó una valla en el Museo Vial de Palmira y, a partir de agosto, su último trabajo editorial estará en la Sala de Proyectos del MAM.
Pablo Obelar inició su labor artistica en 1960. Once años después fundó el grupo Grabas de Buenos Aires, al lado de Daniel Zelaya, Delia Cugat, y Sergio Camporeale. Este grupo centró su actividad más que todo en el grabado y mostró sus trabajos en los centros artísticos importantes de América y Europa. En 1977 se disolvió el grupo Grabas y Obelar continuó su trabajo individual, Obelar nunca ha negado la importancia que tienen las exposiciones realizadas en América Latina. Para él, triunfar en Lima o en Cali es tan importante como hacerlo en París o Nueva York.
La búsqueda de la identidad latinoamericana es una tarea que con el paso de los años le ha dado presencia a estos países y las últimas tendencias artísticas de América Latina así lo confirman.
La expósición de la carpeta "Las delicias del tiempo perdido" cierra la serie de actividades desarrolladas este año por Pablo Obelar en Colombia.
Este artista, muy claro en sus conceptos y muy consciente de la importancia del arte latinoamericano, está retornando de nuevo a la pintura, un campo en el que se siente más suelto.
A los 52 años de edad, Pablo Obelar se muestra como un artista ajeno a los booms, más interesado en desarrollar un lenguaje propioque en adaptar sus ideas a las últimas innovaciones. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.