Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2010 12:00:00 AM

Poeta de la guitarra eléctrica

Jeff Beck, quien se presenta en Bogotá este viernes 3 de diciembre, es un músico virtuoso que ha abanderado por décadas la fórmula del rock instrumental.

En el mundo del rock se habla de tres columnas que sostienen la historia de la guitarra eléctrica. Los tres pasaron, en momentos distintos, por las filas de la agrupación The Yardbirds. Dos son indiscutiblemente populares: Eric Clapton y Jimmy Page. El tercero es, en cambio, un tipo de bajo perfil que no quiso ser famoso y que ha tenido a lo largo de su carrera silencios de años enteros en los que no toca una sola nota. Jeff Beck ha hecho de ese retraimiento una parte importante de su identidad y es, entre los conocedores de la guitarra, un hombre al que se le rinde culto.

Aquel retraimiento se desvanece, sin embargo, cuando está tocando sobre el escenario. Más que un pirotécnico, es un tipo que sabe equilibrar muy bien el ruido y el silencio. El cantante Rod Stewart dijo alguna vez que Beck “tiene la habilidad para tocar un millón de notas pero no lo hace” y, en ese sentido, se acerca más al legado de los grandes instrumentistas de jazz que al de los extrovertidos músicos de rock.

“No hay un secreto, simplemente me llevo hasta el límite para descubrir nuevos sonidos”, dijo Jeff Beck en entrevista con SEMANA. Ese modo de trabajo es el que exhibe desde mediados de los años sesenta, cuando entró a The Yardbirds en remplazo de Eric Clapton y transformó su estilo de blues tradicional en algo más cercano a la psicodelia: “Me interesa cambiar el sonido en el interior de los géneros”.

Todos esos experimentos sónicos los ha hecho, curiosamente, sin cantar. El suyo es un caso poco común de rock instrumental, con resultados no menos curiosos: su disco Blow By Blow llegó al cuarto lugar de ventas en 1975 sin contener una sola palabra. Al preguntarle por esta opción, explica: “Intenté cantar una vez, pero pienso que comunico mejor con mi guitarra que con mi voz. La guitarra me permite romper las reglas de una manera más fácil”. Como sea, Jeff Beck ha llegado a convertirse en el músico que mejor ilustra la expresividad de su instrumento: la guitarra eléctrica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.