Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2003/11/17 00:00

Por las galerías

Cuatro propuestas novedosas en diversos espacios de Bogotá.

Por las galerías

En la Galeria Casa Cuadrada el pintor Fernando Maldonado y el publicista Angel Beccassino presentan Nuestra señora del pollo frito en la operación cerdog. Se trata de un cómic de guerra, pintado al óleo en 27 cuadros, cada uno representando una página (el catálogo de la muestra es el cómic completo), proyecto que nació en 2002 cuando Beccassino, a través de su programa de radio Imagina Si, exploró la posibilidad de que la imagen de una virgen se le apareciera impresa en el muslo de un pollo a una persona que estuviera a punto de morderlo. El tema hizo carrera a través de publicaciones en El Espacio y programas radiales de línea telefónica abierta a los oyentes "en un contexto marcado por el papado de Juan Pablo II, que en su primer cuarto de siglo como Papa visita 129 países y 695 ciudades, proclamando 1.314 beatos y 464 santos, más de la mitad del total de beatos y santos de la historia de la Iglesia", como señala Beccassino.

Una escultura de la Virgen en medio de una piscina poblada de pétalos y velones rojos complementa la exposición, que estará abierta al público hasta el 29 de noviembre.

Por su parte la galería Alcuadrado, que no tiene sede propia, ha habilitado una bodega desocupada en la calle 11 con carrera 9A para exponer, a partir del 20 de noviembre, obras de Oscar Muñoz, Miguel Angel Rojas y Juan Fernando Herrán, tres reconocidos artistas plásticos contemporáneos. Muñoz presenta una serie fotográfica y las instalaciones Simulacros y Lacrimarios; Rojas, las series Teatro Faenza y Palafitos y Herrán muestra la serie fotográfica A ras de tierra y su obra escultórica Emplazamientos.

En la sala múltiple del Museo de Arte Moderno, Teresa Sánchez presenta su serie Formas esenciales, una selección de esculturas talladas en las que juega con colores, vetas y formas específicas de cada bloque de madera y que remite a sus raíces étnicas y su devoción por el mar.

El 18 de noviembre a las 7 de la noche, en la sede norte de la Alianza Francesa, se lanza La noche de la pinta, una exposición colectiva en la que diversos artistas (entre ellos Gustavo Zalamea, Ana María Rueda Angel Loockhartt) presentan artículos de uso personal únicos que ellos han elaborado. Con la venta de estos objetos, tales como chaquetas, corbatas y collares, se apoyará a la Fundación Verbigracia, que adelanta proyectos relacionados con la comunicación y, a través de ella, la construcción de ciudadanía participativa, fortalecimiento de la democracia y respeto a la diferencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.