Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/26/2012 12:00:00 AM

¿Por qué Óscar venció a Pablo Escobar?

El último asalto en la pelea por el liderazgo del rating entre RCN y Caracol tiene un ganador inesperado: Protagonistas de Nuestra Tele. Este reality y su personaje insignia, Oscar Naranjo, lograron robarle audiencia a Escobar.

Durante dos meses Pablo Escobar fue el patrón del rating en la franja estelar, pero desde hace una semana su reinado comenzó a verse amenazado por 'Protagonistas de Nuestra Tele'. Los romances tormentosos entre los protagonistas, la rivalidad y las agresiones verbales que abundan en las galas de eliminación, sumados a la polémica desatada por el participante Oscar Naranjo, terminaron por derrotar al 'Patrón del Mal'.

Desde el miércoles pasado, el reality ha punteado en el horario triple A y este lunes marcó 18.2 puntos de rating, 3 unidades por encima de Escobar. Contra todos los pronósticos, el canal RCN se salió con la suya.

Los primeros serán los últimos

En su capítulos iniciales la gran apuesta de Nuestra Tele por la "realidad" había resultado un fiasco. Empezó con escasos 8,5 puntos en el índice de audiencia, uno de los más bajos en el horario estelar, y parecía casi imposible que destronará al capo que más pasiones despierta entre los colombianos.

Pero ahora, por cuenta de las extravagancias de Óscar, RCN está liderando el prime time y, de paso, el canal está incrementando sus ganancias. Esto ya que la producción de este reality es mucho más rentable que la de cualquier telenovela. No requiere muchas locaciones, ni traslados, ni un elenco de lujo y sí genera excelentes resultados en pauta publicitaria y en marcas que pagan dinero por hacer parte de la casa estudio.

El as bajo la manga

Escobar, con una audiencia de más de 20 puntos, superaba ampliamente a Protagonistas de Nuestra Tele. Entonces, ¿cómo fue posible que llegara a igualar al Patrón del Mal e inclusive, a superarlo?

RCN empezó por extender la duración de cada capítulo del reality a una hora y cuarenta y cinco minutos frente a los escasos 30 minutos que dura Escobar al aire. Pero capturar a los televidentes con episodios largos que no les permitan hacer zapping fue apenas el comienzo.

En una jugada dudosa, RCN reintegró a la casa estudio a Óscar Naranjo, uno de los participantes que más había despertado polémica por su supuesta homosexualidad, sus ocurrencias, sus gritos y su constante llanto.

El joven cordobés, de 18 años, fue el primer eliminado del programa y con su salida despertó controversia por los tintes de homofobia con que fue tratado. Sin embargo, dos semanas después regresó para reemplazar a una de las participantes que estaba en estado de embarazo.

Desde entonces, se convirtió en la piedra en el zapato de los demás concursantes y en el protagonista más conocido, para bien o para mal, entre los colombianos. Todos querían ver sus locuras y en las redes sociales no se hablaba de otra cosa. La estrategia fue un éxito.

El crítico de televisión Ómar Rincón cree que Óscar es "un personaje manipulado, libreteado para que genere conflicto, drama y, por ende, rating”. Y es que el casting de este tipo de programas está pensado para que los concursantes choquen.

Luego esos altercados se editan para crear personajes típicos de un melodrama, con héroes y villanos, donde lo último que importa es el talento de los concursantes. En estos personajes "Óscar asume el papel de Bufón, el bobo del pueblo, el hazmerreír de todos", agrega Rincón.

De hecho, el domingo pasado "el Camaléón", como se hace llamar, tuvo un altercado con otra de las participantes, Elianis Garrido, que terminó en una agresión física. Elianis arrastró del cabello a Óscar y como resultado, fue expulsada. El índice de audiencia se disparó. Según estimaciones de la revista Dinero solo en ese capítulo la pauta publicitaria sobrepasó los 1.000 millones de pesos, ya que 15 segundos de publicidad en el reality tiene un costo promedio de 25 millones de pesos.

Se pasaron de la raya

Más que jóvenes promesas de la actuación, los productores de los realities eligen individuos que no tienen reparo en exponerse ante las cámaras , todo con tal de obtener un atajo hacia el éxito y el reconocimiento.

Lo que sí es absurdo es que este tipo de programas pretenda enseñarle valores a los colombianos. Este domingo, Andrea Serna le dio un discurso de tono moralista a los futuros protagonistas de Nuestra Tele en el que pregonaba "yo no se qué clase de ética tienen ustedes, pero el respeto por los demás es lo básico".

Para Mario Morales, crítico y profesor universitario, "RCN se parece a su reality y a sus participantes. Así como Protagonistas de Nuestra Tele, es un revoltijo de emociones, alaba el facilismo, la ética del atajo, del fin justifica los medios y del todo vale con tal de tener mis quince minutos de fama".

Ante más de 200 quejas de los televidentes la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) inició investigaciones contra RCN y también contra el canal Caracol, que en Escobar presenta escenas con altas dosis de violencia y sexo.

"El televidente promedio no tiene criterio. Si le ponen buenas series las ve pero si le dan pornomiseria también la mira. El problema es que no tiene opciones reales de buen entretenimiento y son pocos los que apagan el televisor", explica morales.

¿Y Escobar qué?

Para el crítico de televisión Omar Rincón, la telenovela Escobar, el Patrón del Mal cometió un error en dramaturgia. "Nos mostraron al capo desde niño y nos contaron cómo pasó de pobre a rico. Nos lo pintaron como un tipo hecho a pulso, que cuida a su mamá y se supera. En cambio, las victimas del relato, que son los verdaderos héroes, aparecieron de la nada a hacerle la vida imposible al capo. Para los colombianos son más malos los políticos que los mismos narcos y eso es un problema", agrega Rincón.

Sin embargo, Morales sostiene que Escobar tiene un público fiel de seis millones de televidentes que van a seguir la serie hasta el final: "Protagonistas de Nuestra Tele, en cambio, no tiene historia sino que vive de las emociones y hace un uso perverso de ellas. Así como crecen los odios y las pasiones la audiencia se incrementa, pero cuando ya no esten personajes detonantes como Óscar eso se verá reflejado en la caída del rating".

Lo cierto es que, según Rincón, "en un año nadie se va a acordar de Protagonistas de Nuestra Tele pero sí de Escobar. Todos lo van a querer volver a ver porque hace parte de esas historias excepcionales que cuentan el alma del país".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.