Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/17/2001 12:00:00 AM

Premio nacional a la excelencia coral

Por: Alejandro Zuleta*

La Sociedad Coral Santa Cecilia dirigida por el maestro Alejandro Zuleta obtuvo el Premio Nacional de Música a la Excelencia Coral otorgado por el Ministerio de Cultura. Así lo determinaron los jurados Earl Rivers de Estados Unidos, Jesús Carreño de México y Guido Minoletti de Chile después de escuchar a la agrupación coral en audiciones pública y privada. Este jurado internacional exaltó las cualidades que han hecho que Santa Cecilia se distinga en el ámbito coral colombiano: elogió su bello sonido basado en el trabajo técnico-vocal, su afinación, su musicalidad y su capacidad para abarcar música de diferentes épocas, estilos e idiomas, utilizando adecuadamente los elementos interpretativos para cada uno de ellos. El coro y su director recibieron el premio como un reconocimiento a su ya larga trayectoria dentro de la música coral en el país.

La Sociedad Coral Santa Cecilia fue fundada en 1992 por su actual director y algunos de sus más destacados integrantes, todos ellos músicos de oficio y profesionales de diversas artes y disciplinas.

El coro de cámara constituye la base de la Sociedad Coral Santa Cecilia y se dedica a la difusión de las obras maestras del repertorio coral a capella. Un gran grupo de cantantes asociados refuerza periódicamente el coro base en las presentaciones del gran repertorio coral sinfónico. Como ideales estéticos musicales. Santa Cecilia busca la homogeneidad del sonido, la clara articulación, la dicción correcta en cada idioma y el respeto por los diferentes estilos. Sus logros han sido ampliamente reconocidos por la crítica musical, especialmente en sus interpretaciones del gran repertorio coral- sinfónico con la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

Ahora bien, ¿cómo se logra todo esto? ¿Cómo es el funcionamiento de un coro que como Santa Cecilia busca la excelencia musical? Tres elementos entran en juego: el oficio del director, el oficio de los coristas y la calidad del repertorio.

La labor del director es bien particular. Dirigir es una manera muy especial de ser músico ya que, en líneas generales, de trata de liderar una presentación en la cual no se toca o canta una sola nota.

El director hace música con un instrumento que pertenece a otros pero que debe dominar a la perfección; analiza e interpreta los símbolos musicales no solo para su propia comprensión sino para poderle transmitir a quienes hacen sonar el instrumento que esa interpretación es la correcta. A diferencia de los demás músicos, su tiempo de ensayo es muy limitado y su horario depende de otros. A la hora del concierto, la responsabilidad por la interpretación de los textos musicales es totalmente suya.

La labor del director comienza con el análisis de una partitura cuyo contenido, apenas una guía que sugiere música, debe ser interpretado y convertido en una imagen auditiva. Esta imagen debe ser comunicada a un grupo de cantantes a través de una técnica de dirección y de indicaciones verbales y gestuales durante varios ensayos. Ellos llevarán dicha imagen, transformada en hecho musical, a la sala de concierto. Haciendo una analogía con el teatro, la partitura no es sino el libreto de una obra teatral que el director y los actores convierten en un hecho dramático convincente. A partir del conocimiento de los elementos musicales, el director y los coristas buscan la manera de darle vida a la obra; a partir del libreto que hay en la partitura, encuentran el drama que hay en la música; a partir del qué encuentran el cómo.

Todo esto sucede en el espacio sagrado del ensayo, espacio en el cual director y cantantes se reúnen para convertir el libreto en música y espacio de convivencia en el cual se establecen las relaciones personales entre ellos. La mayor parte de las veces que un coro se reúne lo hace para ensayar; el éxito o fracaso de un coro depende en muchos casos del manejo humano, musical y organizacional de sus ensayos.

Los coristas, por su parte, cumplen una función tan delicada como la del director. Ellos son los protagonistas, los actores, los jugadores del equipo. Tienen que captar las ideas musicales del director y darles vida a través de su voz, su técnica, su sensibilidad y su musicalidad. Cada uno de ellos tiene que ser protagonista pero ceder siempre en favor del interés común. Los cantantes de Santa Cecilia cumplen con estas y muchas otras cualidades. Escogidos por su calidad vocal, experiencia coral, cultura general y cultura musical, comparten entre sí atributos musicales y extramusicales que han sido factor determinante en el éxito de la agrupación tales como una gran sensibilidad a las sutilezas interpretativas del texto musical, conocimiento de uno o varios idiomas extranjeros, exquisito gusto musical , amor por las grandes obras del repertorio y la inteligencia y sensibilidad suficientes para entender la disciplina coral dentro del buen trato y la amistad. Los coros no funcionan como democracias sino como dictaduras. Solamente cuando están compuestos por almas grandes, cultas y sensibles, la "dictadura" dentro del ensayo se logra dentro del buen trato y no se confunde con la amistad que hay fuera de él.

Por último, pero en primer lugar, está la música misma, el repertorio. La Sociedad Coral Santa Cecilia interpreta solamente repertorio de más alta calidad artística buscando la excelencia musical a través de las más grandes obras de la literatura coral. Así es como ha interpretado las obras maestras de J. S. Bach: Pasión Según San Mateo, Pasión según San Juan, Misa en sí menor, Magníficat, Oratorio de Navidad Oratorio de Pascua, y Cantata No 4 . Santa Cecilia se enorgullece de ser el único coro colombiano que ha preparado y presentado con éxito la Misa en sí menor de J. S. Bach. Entre las obras mayores de otros compositores figuran El Mesías de G.F. Handel, Réquiem Alemán de Johannes Brahms, Réquiem de Réquiem de Giuseppe Verdi entre muchos otros, y una gran cantidad de obras de cámara del repertorio Renacentista, Barroco y Romántico.

La Sociedad Coral Santa Cecilia recibe orgullosa el Premio Nacional de Música a la Excelencia Coral como un reconocimiento al logro de sus objetivos: haber alcanzado un reconocimiento en el medio musical colombiano a base de trabajo puramente musical, sin violar sus principios estéticos y sin ningún tipo de gestión comercial o política; haber realizado una gran difusión del repertorio de música coral a capella y del repertorio sinfónico-coral más representativo con las mejores orquestas del país; haberlo logrado con trabajo, perseverancia, disciplina y buen trato.

*Ganador en el área de Música. Subárea Excelencia coral
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.