Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/02/20 00:00

Colombia sueña con el Óscar

Como es habitual, SEMANA hace sus predicciones de quiénes serían los ganadores de la estatuilla, a la que por primera vez aspira una película colombiana, ‘El abrazo de la serpiente’.

Karamate, protagonista de ‘El abrazo de la serpiente’, del director colombiano Ciro Guerra, representa –en su piel, alegoría de su territorio– la casi desaparición de la cultura Cohuiana en la selva amazónica, a causa de la llegada de los caucheros y la evangelización de la Iglesia.

Este año los premios Óscar tienen una resonancia especial para Colombia: por primera vez el país está presente en la categoría de mejor película extranjera. Y, más allá de que El abrazo de la serpiente gane o no, el solo hecho de que la hayan seleccionado muestra el grado de madurez del cine colombiano; porque una película no es solo una película, es el resultado de un entramado de profesionales –actores, productores, fotógrafos, músicos, sonidistas– que, con los años, se han ido formando y han refinado su oficio hasta merecer un reconocimiento así.

Y aunque la nominación justifica todas las celebraciones, abre también la oportunidad para que localmente nos demos cuenta de que acá se están haciendo películas muy ambiciosas que dan luces sobre nuestra vida, que hacen preguntas y ofrecen respuestas tentativas sobre nuestro lugar en el mundo.

En medio de la celebración es bueno recordar que El abrazo de la serpiente, en su estreno original, tuvo poco más de 90.000 espectadores en sus seis semanas en cartelera y que, con el reestreno tras la nominación, ya llegó a 390.000. Además de nominaciones futuras, cabe desear que las películas arriesgadas y formalmente interesantes producidas en el país se encuentren más fácilmente con su público y alcancen cifras similares en sus semanas de estreno.

Pero bueno. Más allá de las resonancias locales, en los Premios Óscar 2016 sigue la polémica de años recientes por la falta de variedad en los nominados. A nivel racial, las principales categorías resultaron ser tan uniformemente blancas que en Twitter se generó la campaña #OscarsSoWhite y la Academia reaccionó al comprometerse a buscar mayor variedad entre sus miembros los próximos años.

Como en 2015, entre las nominadas a mejor película hay muchas de solo hombres, donde los pocas mujeres que aparecen no dicen más que un par de líneas. Es algo sorpresivo en un mundo habitado mayoritariamente por mujeres, pero no tanto si se piensa que quien da estos premios, es decir, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, está compuesta un 94 por ciento por blancos y 76 por ciento hombres, con una edad promedio de 63 años (como lo descubrió una encuesta del L.A. Times en 2012).

Como todos los años, estos son los pronósticos de SEMANA.

Mejor película: ‘El renacido’

Nuestra especulación: antes de los premios Bafta (de la academia cinematográfica de Inglaterra), parecía haber una lucha cerrada entre En primera plana y El renacido, pero tras la victoria absoluta del segundo en estos premios, todo parece indicar que el mexicano Alejandro González Iñárritu se llevará, por segundo año consecutivo, el galardón a mejor película. Sería un reconocimiento a una película visualmente espectacular, ambiciosa en su rodaje aunque temáticamente conservadora, que enaltece el querido mito estadounidense de la primacía del individuo en contraste con En primera plana que celebra, más que algunas individualidades, el trabajo en equipo y los contrapesos institucionales del país. Otros nominados: En primera plana, La gran apuesta, Mad Max, Puente de espías, Misión rescate, Brooklyn y La habitación. Posible sorpresa: En primera plana. Los votantes de la Academia podrían pensar que a González Iñárritu ya lo premiaron suficiente el año pasado y darle la oportunidad a una película correcta y fluida que reflexiona sobre un tema lleno de resonancias sociales.

Mejor película extranjera: ‘El hijo de Saúl’ (Hungría)

Nuestra especulación: el tema del Holocausto es un gancho muy fuerte y la aproximación del director Laszlo Nemes en su ópera prima, a partir de una ingeniosa decisión formal, logra mostrar indirectamente el horror de los campos de exterminio. Otras nominadas: El abrazo de la serpiente (Colombia), Mustang (Francia/Turquía), Theeb (Jordania), Una guerra (Dinamarca). Posible sorpresa: (y sería una sorpresa muy agradable) El abrazo de la serpiente, la película de Ciro Guerra que captura, elegantemente y en blanco y negro, la dinámica que se da en el encuentro de Occidente con las culturas amazónicas.

Mejor actor principal: Leonardo di Caprio por ‘El renacido’

Nuestra especulación: finalmente. 22 años después de haber sido nominado por primera vez y tras cuatro intentos fallidos, Di Caprio recibirá el reconocimiento que merece una carrera variada que ha trascendido los papeles de galán con los que se podría haber conformado indefinidamente. En su papel en El renacido, Di Caprio gruñe, escupe, voltea los ojos y se deja una larga barba, logrando con pelo, sudor y lágrimas la clase de transformación física que la Academia celebra. Otros nominados: Matt Damon por Misión rescate, Michael Fassbender por Steve Jobs, Eddie Redmayne por La chica danesa, y Bryan Cranston por Trumbo. Posible sorpresa: Michael Fassbender, quien logró, sin tener un gran parecido físico con el fundador de Apple, mostrar convincentemente cómo en una persona pueden coexistir una indiscutible genialidad y una absoluta falta de empatía.

Mejor actriz principal: Brie Larson por ‘La habitación’

Nuestra especulación: Brie Larson ha hecho su carrera en el circuito alternativo, pero con La habitación logró conectarse exitosamente con un público mucho más amplio. Haciendo el papel de una madre que debe sobrevivir con su hijo en un cuarto aislado, Larson ofrece una interpretación donde se mezclan de forma conmovedora y potente la vulnerabilidad y la fuerza, la angustia y la esperanza. Otras nominadas: Saoirse Ronan, por Brooklyn; Cate Blanchett, por Carol; Jennifer Lawrence, por Joy, y Charlotte Rampling, por 45 años. Posible sorpresa: Cate Blanchett. Antes del anuncio de los nominados, se decía con insistencia que Carol arrasaría en todas las categorías. Tras unas pocas nominaciones, darle este premio a Cate Blanchett sería un reconocimiento a una película elegante que retoma la estética del Hollywood clásico para darle un giro contemporáneo.

Mejor actor de reparto: Sylvester Stallone por ‘Creed’

Nuestra especulación: sería un reconocimiento a este actor veterano y a la serie de películas de Rocky que lo hicieron un ícono mundial, las que Creed retoma emotivamente. Otros nominados: Mark Rylance, por Puente de espías; Christian Bale, por La gran estafa; Mark Ruffalo, por En primera plana, y Tom Hardy, por El renacido. Posible sorpresa: Mark Rylance. Este actor veterano domina la primera parte de la película de Steven Spielberg, donde interpreta a un espía soviético camuflado discretamente en la Nueva York de comienzos de los sesenta.

Mejor actriz de reparto: Alicia Vikander por ‘La chica danesa’

Nuestra especulación: la actriz sueca que interpreta de forma intensa y sentida a la esposa de un hombre que se siente atrapado en el cuerpo errado, ha sido nominada a todos los premios que anteceden al Óscar. Su origen europeo serviría para reconocer el carácter global de Hollywood. Otras nominadas: Kate Winslet, por Steve Jobs; Rachel McAdams, por En primera plana; Rooney Mara, por Carol, y Jennifer Jason Leigh, por Los 8 más odiados. Posible sorpresa: Kate Winslet, ganadora en los Globos de Oro y Bafta, hace un papel contenido y exasperado en la biografía del creador de Apple, que revela el lado más humano del inventor.

Mejor director: Alejandro González Iñárritu por ‘El renacido’

Nuestra especulación: solo Joseph Mankiewicz ha recibido la estatuilla a mejor director dos años seguidos (por Carta a tres esposas, en 1949, y Todo sobre Eve, en 1950), pero creemos que este año el mexicano Alejandro González Iñárritu alcanzará esa distinción. De esa forma, sería el tercer año seguido en el que este galardón termina en manos de un director mexicano, lo que le dará la oportunidad a quien entregue la estatuilla de hacer algún chiste de mal gusto acerca de los inmigrantes ilegales –como hizo Sean Penn el año pasado–. Alrededor de El renacido se ha tejido un aura de dificultad, de que se trató de un rodaje dificilísimo con amenazas de motín y todo, y premiar al director serviría para alimentar el mito del autor obsesionado y terco que no cede ante obstáculo alguno. Otros nominados: Adam McKay por La gran apuesta; George Miller, por Mad Max; Tom McCarthy por En primera plana, y Lenny Abrahamson por La habitación. Posible sorpresa: George Miller. A la Academia le gusta homenajear a la gente que ha hecho aportes históricos y Miller, creador de la serie Mad Max en 1979, ha mantenido su creatividad intacta a pesar de los años, como lo atestigua la película de acción más imaginativa y vibrante de 2015.

Otros premios

Mejor guion original: Intensa-mente, la película animada de Pixar que se zambulle vertiginosamente en la cabeza de una niña de 11 años para seguir los diálogos y peleas de cinco emociones que comparten el control de ella. El guion, innovador y sorprendente, ilumina con calidez el proceso de madurar.

Mejor guion adaptado: La gran apuesta, de Charles Randolph y Adam McKeye, que explica divertida y didácticamente lo sucedido en la crisis financiera de 2009. Mejor película animada: Anomalisa, la extraña película con títeres dirigida por el excéntrico Charlie Kaufman podría ser una de las pocas películas animadas dirigidas a los adultos en quedarse con este premio.

Mejor documental: Amy, de Asif Kapadia y James Gay-Rees, que muestra, a partir de una variedad de fuentes de primera mano, primero el surgimiento esperanzado y luego la dolorosa decadencia de la cantante Amy Winehouse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.