Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/02/26 20:16

El gran día para Ciro Guerra y el 'El abrazo de la serpiente'

La película colombiana y 'El hijo de Saúl' tienen la mayor opción de llevarse el Óscar a mejor película extranjera. La expectativa en Colombia es enorme, pero el rival tiene importantes pergaminos.

El gran día para Ciro Guerra y el 'El abrazo de la serpiente' Foto: AP

El abrazo de la serpiente, obra del director Ciro Guerra, merece todo lo que ha ganado hasta el momento, y si se lleva el Óscar lo hará por sus virtudes. El guion, la fotografía, las actuaciones y la realización, alcanzan un nivel asombroso e inédito en una producción colombiana. Precisamente la experiencia que ofrece permite dejarse llevar, olvidando su origen. Es colombiana, pero antes que eso es una enorme película.

Pero si bien se ha ganado cada uno de los aplausos y reconocimientos, no se debe pecar de entusiasmo exacerbado. Compite contra otras cuatro cintas: la danesa A war, la francesa Mustang, la jordana Theeb y la húngara El hijo de Saúl. De estas la que pica en punta como favorita es El hijo de Saul. La cinta no solo marca el debut en largometrajes del húngaro Lázló Nemes, también aborda de una manera intensa y única una temática especialmente sensible para la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas como lo es el holocausto nazi.

Sí, El abrazo de la serpiente se llevó el premio Art Cinema Award en Cannes, pero El hijo de Saúl se llevó el Grand Prix, máximo reconocimiento del Festival. Para el diario The Times de Londres, para llevarse ese premio en el primer intento el director tiene que haber creado algo extraordinario, y concluye que “no cabe duda que el húngaro de 38 años ha logrado exactamente eso”. Solo Steven Soderbergh lo había conseguido con Sexo, Mentiras y Video.

Quizás el mayor efecto de estos dos reconocimientos distintos en Cannes es el número de personas que las películas han llevado a los teatros. Más gente ha visto la cinta húngara que la colombiana, y si se comparan las visitas del público en páginas de cine, un indicador que poca injerencia en la premiación pero da una medida del alcance del filme, El hijo de Saul triplica a la colombiana en número de calificaciones tanto en IMDB.com como en FilmAffinity.com. La colombiana tiene, eso sí, una mejor calificación promedio en ambos portales.  

Detrás del éxito de varias películas ganadoras de la estatuilla en esta categoría hay campañas para llevar las películas a la mayor cantidad de espectadores y a la mayor cantidad de votantes de la Academia. Desde la nominación al premio Óscar ha habido más ruido en medios internacionales para El Abrazo de la serpiente. El New York Times la reseñó enérgicamente, pero quizás el envión llegó algo tarde comparado con el recorrido de su competencia.

En 2016, este domingo, puede que por segundo año consecutivo la falta de nominados negros derive en un boicot. Puede que el único latinoamericano nominado en las categorías más importantes sea el mexicano Alejandro González Iñárritu (hay seis en total) y si gana se exprese al respecto, y puede que, como suele comentarse, los premios representen la opinión de solo unos miles de elegidos y no premien realmente lo mejor.

Pero por primera vez una película colombiana está en carrera por una estatuilla, lo cual garantiza que si en algún lugar no habrá boicot y se prestará mucha atención, será en Colombia. Pase lo que pase habrá que asumir el resultado con altura y reconocer que si gana Ciro Guerra, fue merecido y, si pierde, hay que seguir el camino de la calidad que abrió, que tiene al país en vilo y con ganas de más. Estar en la pelea es un gran paso en sí.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.