Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1995/11/20 00:00

PUEBLO PEQUEÑO...

'Infierno grande' (viernes 10:30, Canal A), una visión sin estereotipos del bien y el mal, cautiva las audiencias del mundo entero.

PUEBLO PEQUEÑO...

POCAS SERIES DE Estados Unidos se han dado el lujo de ganar seis premios EMI y permanecer como un éxito de taquilla durante tres años consecutivos. Infierno grande (Picket Fences) lo ha conseguido, al imponer nuevos esquemas a las obvias series de policías y ladrones, a las truculentas soap operas o a los bronceados chicos de la playa, fantasías que obsesionan a la industria de televisión-chatarra norteamericana y por su intermedio al mundo entero.
Esto no quiere decir que se haya apartado por completo de las fórmulas de los enlatados. Incluso, a primera vista parecería bastante tradicional con sus argumentos sobre el bien y el mal a partir de una familia modelo, con hijos inquietos y saludables y un par de padres adorables que a la vez son el alguacil y la médica de una folclórica población.
Sin embargo, Infierno grande ha refrescado estos esquemas para desarrollar una dramaturgia ágil, abierta al diálogo, al humor negro, a la sorpresa y a la diferencia. Porque si por algo se caracteriza la televisión gringa es por ser una fábrica de estereotipos que se retroalimenta al infinito. Infierno grande parecería usarlos, pero siempre hay un momento en que la figura de cera sonriente de los personajes se quiebra en gestos particulares, en individualidades reales, en conductas impredecibles frente a hechos desconcertantes sobre los que nadie tiene la última palabra. Por esto, un programa que tiene igual que muchos otros policías, malos, médicos, políticos y adolescentes, es capaz de jugar con estos roles de una manera original, acercándolos a una realidad sin blancos ni negros y con ánimos para reírse de sí misma. Pues uno de los aciertos es poner en entredicho la rigidez de la ley, las tiranías de los prejuicios y las verdades petrificadas, sin volverse una cartilla o una gris moraleja. Los jóvenes policías Kenny y Maxine no son jueces fríos ni sádicos cazamaleantes sin conciencia. Para ellos ni el mundo está terminado ni la justicia es una sola: es precisamente la interpretación del delito la que los vuelve distintos a los plásticos guardianes del orden.
El incesto, las violaciones, las drogas, la corrupción son vistos de frente en esta serie diferente que se atreve a mostrar manos amputadas, sádicos, políticos corruptos sin perder su humor, frescura y calidad humana. Por esto, por apartarse del morbo, por dar un espacio a la reflexión, es una de las mejores producciones extranjeras que han llegado últimamente a las pantallas colombianas.

Vuelo en picada
EN EL DESOLADO PANORAMA DE la comedia nacional, Vuelo secreto pareció por mucho tiempo planear sin problemas. Sus historias de oficina dieron en la médula de la idiosincrasia colombiana. Pocas veces las secretarias, los jefes, los mensajeros, hablaron con tanta propiedad en historias llenas de un fino humor. Pero, de unos meses para acá, la comedia definitivamente entró en picada al cambiar la picardía, la malicia indígena, la sátira, por un humor lleno de morbo y poco recursivo.
Tanto que incluso los bien definidos personajes que por algún tiempo resistieron los embates de los descuidados libretos han empezado a zozobrar. Ojalá el naufragio no llegue al final.

Para ver...
ESTA NOCHE SI
CANAL A, LUNES 23, 11 P.M.
HACE SOLO dos años Jorge Perugorría era un actor más de la televisión cubana y su nombre únicamente se conocía en el perímetro de la isla. Pero un fenómeno llamado Fresa y chocolate cambió su vida por completo. Ese fue el nombre de la primera película que protagonizó y que conmovió al mundo entero con su crítica al totalitarismo castrista y su cálido retrato humano de un homosexual víctima de la intolerancia. Hoy, Perogurría es una figura reconocida internacionalmente que ha participado en sólo dos años en cinco películas y próximamente protagonizará la producción colombiana Edipo Alcalde que dirigirá Jorge Alí Triana. Pilar Castaño lo entrevista en Esta noche sí.

JOE LOUIS
CADENA 1 Y CANAL A
SABADO 28, 4 A.M.
LOS AFICIONADOS al boxeo nunca olvidarán al legendario 'Bombardero de San Luis', el hombre que retuvo el título de los pesos pesados durante un período nunca igualado en la historia. Después de su primer triunfo en 1938, todos los grandes nombres de la época caerían por KO frente a su inigualable golpe: Max Schmeling, Braddock, Tommy Farr, Tony Galento, Billy Conn... todos ellos figuras excepcionales que sólo tuvieron la mala fortuna de vivir en la época de un astro único. Su portentosa carrera tuvo fin ya a los 36 años frente a Ezzard Charles, el único mortal que puso fin a la leyenda. En esta película se cuentan la vida, los triunfos, las genialidades y la caída del ídolo que murió en 1981 sin haber visto a nadie que le igualara en el ring.

GRANDES MINISERIES:
'PECADO' CADENA 1 Y CANAL A
MIERCOLES 25, 5 A.M.
ESTA ES una superproducción estadounidense con un reparto de primera entre los que se destaca la nostálgica figura de Marisa Berenson, el maestro Gene Kelly, el galán Timothy Dalton y la vedette Joan Collins, en un papel muy apropiado para su tradición de representaciones de mujeres fatalmente hermosas y poderosas.
La historia de Helen Junot es digna de una tórrida telenovela internacional: de pequeña le tocó presenciar el asesinato de su madre, más tarde en París se convierte en una cotizada modelo y por cosas del destino se ve involucrada con el nazi que acabó con su familia... en general una historia de venganzas, intrigas y escenas sofisticadas propias de este género de producciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.