Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/2011 12:00:00 AM

Que la cosa funcione

El genial Larry David protagoniza esta estupenda comedia neoyorquina de 2009 escrita y dirigida por el incansable Woody Allen. ***1/2

Título original: Whatever Works

Año de estreno: 2011

Género: Comedia

Guion y dirección: Woody Allen

Actores: Larry David, Evan Rachel Wood, Patricia Clarkson, Ed Begley Jr., Henry Cavill, Michael McKean

Acaba de empezar la estupenda Que la cosa funcione. Y su protagonista, el iracundo Boris Yellnikof, un físico neoyorquino que alguna vez fue "considerado para el Premio Nobel", mira a los ojos al auditorio que está en la sala de cine. "¿Por qué querrían oír ustedes mi historia? —nos pregunta—. No soy un tipo agradable ni el encanto ha sido mi prioridad. Y, solo para que lo sepan, este no es el relato de superación personal de este año. Así que, si usted es uno de esos idiotas que necesitan sentirse bien, lo mejor es que vaya a que le hagan un masaje en los pies". Siguiente plano: un niño le dice a su mamá: "Mami, ese señor está hablando solo". Y Yellnikof, acostumbrado a que nadie más en el mundo sepa que todo esto es solo un largometraje, continúa su monólogo misántropo: el relato de cómo, por cuenta del azar y de su enmarañado romance con una muchacha sureña llamada Melodie St. Anne Celestine, aprendió que en la vida uno se debe resignar felizmente a "lo que funcione".
Que la cosa funcione, la neurótica comedia neoyorquina que el cineasta Woody Allen presentó en 2009 como un paréntesis a su serie de relatos europeos (los más exitosos han sido Match Point, Vicky Cristina Barcelona y Medianoche en París), sí es un conmovedor relato de superación personal: un relato de superación personal enrevesado en el que se descubre, al final, que todo va a estar bien en la vida si se está a la altura del azar. Tiene la extraña pero conseguida simpleza —esa sencillez de maestro que tiende a dividir a los críticos— de las más recientes películas de Allen. Cuenta con una cálida fotografía de Harry Savides que nos recuerda que nada va a salir mal en esa trama. Está llena de caricaturas memorables que se convierten en personajes cuando se ven obligados a aceptar a los demás en la incluyente Nueva York: vale la pena ver a la tonta sureña que acaba de cumplir 19 años, a sus padres fanáticos y a aquellos artistas ridículos aprendiendo a vivir en paz.

Que la cosa funcione es un divertido monólogo escrito por Woody Allen e interpretado por Larry David: una cumbre del humor, ni más ni menos. El genial David se ha valido de la ironía típica de Allen para presentarnos, en las comedias de televisión Seinfeld y Curb Your Enthusiasm, los pequeños dilemas éticos que vivimos en nuestra aparatosa vida en sociedad. Verlo encarnar a un personaje escrito por uno de sus principales maestros es todo un acontecimiento. Verlo pasar del hastío a la ternura, en el papel de Yellnikof, produce un gran placer. Verlo decirnos "yo soy el único que sabe que ustedes nos están mirando: soy un genio", en ese final maravilloso que recuerda al juego de las sillas musicales, conduce a la inesperada conclusión de que todo va a estar bien.

Así es. De vez en cuando, una sí, una no, Woody Allen se inventa alguna película ligera que devuelve la esperanza.
 
CARTELERA
 
Damas en guerra ***
 
La comediante Kristen Wiig, del elenco de Saturday Night Live, le da vuelo a esta pequeña comedia de costumbres.

Cuando el amor es para siempre **1/2

Definición de diccionario: una decepcionante Love Story dirigida por Gus Van Sant para cierto público de hoy.

El baile de la victoria **1/2

La más reciente película del español Fernando Trueba es una durísima historia sobre la pérdida de la inocencia.

El precio del mañana **1/2

Una entretenida película sobre el futuro que en verdad denuncia la corrupción de estos tiempos de crisis.

Perros de paja **

Se sabía que no tenía ningún sentido hacer una nueva versión del clásico del suspenso dirigido por Sam Peckinpah.

** Excelente     ***1/2 Muy buena      *** Buena      **1/2 Aceptable     ** Regular      * Mala  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.