Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1998/01/26 00:00

QUE LEEN LOS COLOMBIANOS

SEMANA realizó un sondeo entre librerías y editoriales y encontró que a los colombianos les gustan más los temas de periodismo y autosuperación que la novela o la poesía.

QUE LEEN LOS COLOMBIANOS

el mercado del libro en Colombia es tan deprimido que su comparación con países como Argentina, España o México resultaría risible. Mientras en estos países un best seller de temporada supera fácilmente los 50.000 ejemplares y los fracasos editoriales venden por lo menos 10.000, en Colombia vender más de 5.000 ejemplares de un libro es considerado un verdadero éxito. En un país donde los best seller son contados con los dedos de la mano, tanto que uno de los más vendidos de este año, El presidente que se iba a caer, salió al mercado a finales del año pasado y su ventas más altas las tuvo en diciembre de 1996, lo curioso es que entre las preferencias del público estén empezando a disputar los primeros puestos temas que hace 10 años eran sobrepasados por la literatura tradicional. El esoterismo, la autoayuda, la superación y en general la sicología referente al tema se han convertido en el último año en el género más buscado entre los visitantes de las librerías. En contraste, los temas de historia, las biografías, la novela y la poesía, a pesar de estar bien posicionados, participan con un porcentaje cada vez menor. Por lo menos esos son los resultados generales de un sondeo realizado por SEMANA en los últimos días con el ánimo de medir las preferencias de los lectores colombianos. Fueron consultadas tres de las librerías más grandes del país, la Librería Nacional, la Librería Panamericana y la Librería Lerner; dos de las más significativas del género esotérico en Bogotá, La Era Azul y El Arcano, y una especializada en poesía: la Casa de Poesía Silva; además de las editoriales Planeta, Santillana, Vergara, Panamericana y El Ancora. Cada una suministró información sobre los 15 libros más vendidos entre enero y octubre de 1997 y las cifras corresponden únicamente a este período y no a los totales de ventas de cada libro desde su aparición en el mercado. La librería Oma, en Bogotá, se abstuvo de participar en el sondeo, al igual que la Distribuidora Urano, especializada en el tema esotérico, por considerar que dicha información era confidencial. Según los datos obtenidos por SEMANA en las librerías, la sicología, la autosuperación y el esoterismo sobrepasan de lejos a los demás géneros con un 56 por ciento de preferencia entre los lectores, por encima de los temas periodísticos y de actualidad, que le siguen con un 15 por ciento. Autores como Daniel Coleman, con su libro La inteligencia artificial; Deepak Chopra, con Las siete leyes espirituales del éxito, y John Gray, con Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus, lideran el género. Entre enero y octubre de 1997 los dos primeros habían vendido más de 28.000 ejemplares y el tercero más de 23.000 en las librerías citadas. En el género periodístico y de actualidad los líderes fueron Mauricio Vargas, Edgar Téllez y Jorge Lesmes, con El presidente que se iba a caer, seguidos de Germán Castro Caycedo, con El Alcaraván, y Gabriel García Márquez, con Noticia de un secuestro; mientras en el género novelístico quien encabezó de lejos la lista de preferencias fue Mario Vargas Llosa, con Los cuadernos de don Rigoberto, pues su firme competidor de final de año, Las cenizas de Angela, salió hace poco más de dos meses. Las cifras de las editoriales difieren de las de las librerías y el género de actualidad y periodismo se ubica en primer lugar, con un 29,4 por ciento, por encima de la novela, que ocupa un 22,9 por ciento. En el primer género, El presidente que se iba a caer lidera el sondeo, con 38.000 ejemplares vendidos entre enero y octubre de 1997, los cuales se unen a los 30.000 vendidos durante 1996. Le siguen La verdad sobre las mentiras, de Santiago Medina, con 34.000 ejemplares, y El Alcaraván, de Castro Caycedo. La novela Ilona llega con la lluvia, de Alvaro Mutis, fue, según el sondeo entre editoriales, la más vendida de su género en el mismo período, con 17.217 ejemplares, seguida de El anatomista, de Federico Andahazi, con 14.000 ejemplares, y Los cuadernos de Don Rigoberto, de Vargas Llosa, con 13.339 ejemplares.En un país que alguna vez fue bautizado como un país de poetas, la poesía ha sido la gran damnificada. Ni en el sondeo de las librerías, ni en el de editoriales, alcanzó más de un 2 por ciento del mercado, una paradoja que si bien no puede sugerir la extinción de la poesía, por lo menos demuestra que el género es de la más exquisita exclusividad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.