Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/1997 12:00:00 AM

QUE PIFA!

UN LIBRO QUE SE LLEVA LA PLANTA DE CURSILERIA

Atavíos Benjamín Villegas y Nacho Marín Villegas Editores Bogotá, 1996 n España se usa un término muy expresivo para decir que algo o alguien es más cursi que un repollo: hortera, sinónimo también de mal gusto. Pues bien, el libro Atavíos, de Benjamín Villegas y Nacho Marín, es una auténtica horterada. Villegas es responsable de la dirección, diseño y edición y Marín es el estilista y el fotógrafo. Porque es un libro gráfico que sólo lleva fotografías y unas breves referencias escritas al final. Los autores quisieron presentar "las raíces de la moda colombiana", según especifica el subtítulo del volumen. Y recogieron prendas de vestir y de calzar y objetos para el adorno personal, fabricados artesanalmente, de procedencia popular e indígena. Hasta aquí no hay problema. El problema comienza con lo que, en los créditos, se llama 'estilismo' que, supongo, corresponde a la escogencia de modelos, las poses de éstos y la disposición de las figuras. Y ahí es cuando lo cursi florece hasta el escándalo. Mujeres maquilladísimas y con rasgos muchas veces nórdicos, en rebuscadas poses luciendo una humilde ruana de jornalero antioqueño, la cual les tapa oportunamente sus sexos, gracias a sofisticadísimas colocaciones. Collares de semillas puestos sobre los pechos turgentes de unas modelos que se contorsionan, como si estuvieran realizando un streap tease en Dinamarca. Relamidas posturas de hombres desnudos que le agarran la nalga a una mujer que lleva un adorno cuna en el cuello. Porque hay mucha nalga, mucho ombligo y mucho seno al aire. Y muchas mujeres acariciándoselos entre sí, con gratuitos y equívocos ademanes. Y así podría seguir hasta el cansancio. ¿Por qué _se pregunta uno_ un profesional tan notable como Benjamín Villegas, que ha dirigido, diseñado y editado varios de los libros más hermosos que se han publicado en Colombia, sale con semejante engendro que, además, le debió costar su peso en oro?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.