Sábado, 21 de enero de 2017

| 1996/07/01 00:00

A RAS

A RAS

Más de un año después del estreno de Mundo acuático, la película de Kevin Costner que por sus dificultades técnicas resultó ser la cinta más costosa en la historia del cine, las cifras han demostrado que el estruendoso fracaso taquillero vaticinado por los especialistas no lo fue tanto. Las estadísticas recientes reflejan que los más de 200 millones de dólares que terminó costando la cinta sumada la publicidad y el mercadeo fueron recuperados en las salas de cine mundiales. El recaudo total, contando ingresos por derechos en video y televisión, asciende a más de 240 millones de dólares. A pesar de la nada envidiable taquilla, si se tiene en cuenta que para que una película sea rentable debe recaudar el equivalente a más del doble de su costo de producción, la verdad es que a Mundo acuático le quedaron faltando unos buenos centavos para salvarse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.