Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2005/02/06 00:00

Ray

El director Taylor Hackford, el actor Jamie Foxx y el músico Ray Charles son una sola persona en esta conmovedora biografía.

Se dice que la extraordinaria actuación de Jamie Foxx, conocido en Colombia por 'Colateral', se llevará el premio Oscar a finales de febrero.

Título original: Ray
Año de producción: 2004
Dirección: Taylor Hackford
Actores: Jamie Foxx, Kerry Washington, Regina King, Clifton Powell, Harry J. Lennis

Somos testigos, en Ray, de cómo un hombre ciego se inventa a sí mismo para hacer las paces con la peor escena de su infancia: lo vemos convertirse en un pianista negro de 12 años que sobrevive en un mundo de blancos, en un respetado solista de clubes abiertos hasta la noche siguiente, en un artista mujeriego con la cabeza bien puesta en los negocios, en un cantante inconfundible capaz de fundar cierta música en donde caben el jazz, el soul, el country, el rhythm and blues y el gospel, en una estrella del primer rock atrapada en los efectos de la heroína, en fin, en cualquier otro a cualquier hora, con tal de no recordar esos minutos horrendos que ha recordado desde que tenía 5 años (en ese entonces veía: no olvidó nunca la cara de su mamá ni el fuego de los fósforos). No, no voy a describir el accidente que estuvo a punto de acabar con su vida. No voy a revelar el secreto que le da forma a este drama. Si lo hiciera arruinaría uno de los momentos más dolorosos, el momento culminante, de la biografía cinematográfica de Ray Charles.

Puedo pensar, eso sí, en tres buenas razones para ver este largometraje: la música del biografiado, la actuación del comediante Jamie Foxx y la dirección del cineasta Taylor Hackford.

Es el propio Ray Charles, consejero de la producción desde el comienzo hasta el final (murió el 10 de junio del año pasado, a los 73, cuando la filmación ya había terminado), quien interpreta todas las canciones de la película: es su voz original, sumada a la inteligente puesta en escena de clásicos como Mess Around, What I'd Say, Unchain My Heart, Georgia on My Mind o Hit The Road Jack, lo que no nos deja olvidar que, a pesar de los romances escandalosos o los vaivenes de la fama que pasan por la pantalla, en verdad estamos viendo la historia de un hombre que soportó el mundo gracias a la música. "La música está dentro de mí", aseguró Charles en una de las primeras páginas de su autobiografía: "La tenía adentro desde que nací, la llevaba en mi sangre cuando subí a los escenarios, la cargo en mi cuerpo como un órgano que sólo podrían removerme quirúrgicamente".

La extraordinaria interpretación de Jamie Foxx -habría que decir: la forma en que el actor se deja habitar por el humor, la autodestrucción y el espíritu de Ray Charles- no es lo único que salva a este relato de convertirse en uno más de esos aburridísimos dramas de superación personal que transmiten los canales de televisión por cable: la mirada del director Taylor Hackford, que tardó 17 años en conseguir el dinero para hacer esta película (mientras eso perdió el tiempo en parodias involuntarias como El abogado del diablo y Prueba de vida), no es la mirada condescendiente de un blanco que busca reivindicar la vida de un negro sino la mirada crítica de un hombre que acompaña a un amigo mientras éste despierta de la pesadilla que no lo ha dejado en paz desde la infancia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.