Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1993/09/13 00:00

Recordar es vivir

El musical Amigo del alma, que se estrena esta semana en el teatro Patria, de la capital, evoca con nostalgia los maravillosos años 60.

Recordar es vivir

LOS BOGOTANOS que se acerquen a los alrededores del remodelado teatro Patria esta semana, tal vez notarán que en aquel local todo ha retrocedido 25 años. Pero no es una ilusión. Se trata de un salto verdadero a los años 60, esa época dorada del siglo XX que logró poner a pensar a la humanidad de una misma forma.
Colombia no estuvo por fuera del fenómeno. Y es por esto que los productores Jairo Sánchez y Pedro Chang decidieron rendirle un homenaje con la obra Amigo del alma, un musical nostálgico sobre los diversos acontecimientos culturales que marcaron a la generación de los 60.
Dirigido por Rubén Cuello, quien ya había llevado a escena Doña Flor y sus dos maridos y Sorprendidas, el musical es una evocación de los románticos años de los Beatles, el pelo largo, el fenómeno hippie, las ansias de libertad y la revolución ideológica. El reparto está encabezado por Carlos Muñoz, quien por primera vez cantará en escena. A él lo acompañan Linda Lucía Callejas, Patricia Grisales, Oscar Borda y Julio Sánchez. Todos ellos se encargan de desarrollar una historia sobre el valor de la amistad, que en última instancia es solo el medio para que el público reviva los años 60 a través de las canciones famosas de la época, con orquesta en vivo: Zapatos pom pom, Yesterday, Cuando calienta el sol, Despeinada, Boquita de chicle y muchas otras.
Amigo del Alma es ante todo un musical para nostálgicos y soñadores; y un homenaje a una época que difícilmente se repetirá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.