Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1998/01/05 00:00

RECUERDOS ESTEREOSCOPICOS

Rodrigo Facundo plantea la amnesia como peculiaridad nacional.

RECUERDOS ESTEREOSCOPICOS


Tiene lugar en el Planetario Distrital una de las exposiciones individuales más agudas e ingeniosas presentadas en el país durante 1997. Se trata de la muestra de Rodrigo Facundo, artista ibaguereño que a pesar de su corta trayectoria ocupa uno de los puestos de primera línea en el arte nacional, y quien en cada presentación ha hecho manifiesta una gran imaginación y una ingente capacidad para concretar visualmente sus apreciaciones.
Facundo ha trabajado en diversas ocasiones con fotografías, las cuales ha revelado sobre bloques de adobe otorgándoles una calidad plácida y remota, ha empleado conmovedoras imágenes de seres anónimos para aludir a la muerte y la violencia, y ha utilizado el computador para alterar retratos extraídos de álbumes familiares aplicándoles características de la iconografía religiosa y concediéndoles un aura entre sagrada y popular.
En la presente exposición el artista vuelve a utilizar la imagen fotográfica, pero esta vez se trata de registros que, bien son de carácter personal y autobiográfico o bien se hallan referidos a acontecimientos de evidente impacto en la historia del país. Para Facundo estos registros constituyen dos lenguajes distintos y mutuamente excluyentes puesto que el primero está constituido por sensaciones, intuiciones y deseos, mientras que en el segundo las imágenes han sido retocadas por la versión oficial de los acontecimientos perdiendo su autenticidad.
Para la exposición el artista inventó una serie de proyectores que, además de presentar fotografías en sus costados, arrojan sobre los muros un cúmulo de escenas y figuras que subrayan el general desconocimiento acerca de las personas, acontecimientos y lugares que han colaborado en definir la nacionalidad colombiana. Facundo ideó también un interesante tipo de visores que gracias a la luz y a un movimiento rotatorio _y de acuerdo con las directrices de caricaturistas de comienzos de este siglo convierten el cóndor del escudo nacional en gallinazo, el gorro frigio en la capucha de un verdugo y los cuernos de la abundancia en vasos para echar los dados. Es más, muchas de las figuras de la muestra aparecen vendadas al igual que en una caricatura de Ricardo Rendón titulada 'Comisión investigadora', la cual se cuenta entre las proyecciones, haciendo evidente no solo la tradicional ineptitud de este tipo de comisiones en la vida del país sino la propensión de la sociedad colombiana hacia el olvido.
El artista concibió, asimismo, otro tipo de visores que evocan los estereoscopios de mediados del siglo XIX puesto que hacen converger dos imágenes con ligeras variaciones, produciendo la impresión de tridimensionalidad y a través de ellos presenta documentos de la historia del arte nacional y de experiencias personales con cuya combinación reitera la orientación de su trabajo hacia la exploración del papel que desempeña la memoria en la noción que tenemos de nosotros mismos. Para Facundo la amnesia colectiva parece parte de nuestra idiosincrasia mientras que los recuerdos individuales carecen de credibilidad debido a su dispersión y carácter selectivo, y por lo tanto, solo cuando logremos conciliar nuestra conciencia de la historia con nuestras vivencias podremos confiar en la memoria para reconocernos como individuos y como colectividad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.