Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/06/23 00:00

A reír en serio

Humor inteligente y teatro del absurdo, los dos componentes básicos de ‘El pánico’.

A reír en serio

Comedia, drama, teatro del absurdo, novela negra llevada a las tablas, curso acelerado de sicoanálisis... El pánico puede ser algo de todo lo anterior y mucho más. Lo único cierto es que el espectador asiste a una obra de apariencia disparatada que al comienzo provoca risas y algo de desconcierto, pero que a medida que avanzan los minutos, lo atrapa. El responsable es el dramaturgo argentino Rafael Spregelburd, quien escribió un texto, inteligente, mordaz y a la vez profundo, que logra que sus personajes, que a primera vista parecen ser tan poca cosa, escarben en profundidad varios temas propios de la sociedad contemporánea como el machismo, el sicoanálisis, el arte, el esoterismo, la filosofía, la vida en familia, la burocracia... La obra se divide en 12 escenas mediante las cuales el autor arma un rompecabezas que, apenas al final, une esta trama contemporánea con una supuesta fábula egipcia inspirada en El libro de los muertos.
Al final no se sabe muy bien quiénes están vivos: si los que creen estar vivos o los que en apariencia no han muerto.

Adela Donadío, la directora de este montaje, armó un elenco en el que comparten escenario actores de trayectoria como Rosario Jaramillo, Brunilda Zapata, Ana María Vallejo y el actor italiano Salvatore Motta con Andrés Estrada, Ximena Durán, Ximena Erazo, Juan Manuel Barona, Lina Restrepo, Lina Valbuena y Natalia Dallos, un grupo de jóvenes actores egresados de la Escuela de Teatro de La Casa del Teatro. Varios de ellos encarnan dos o hasta más papeles y algunos, además de actuar, deben bailar y hasta cantar.

Un montaje ágil que pone a reír a los espectadores a cada rato y que a la vez pone el dedo en la llaga.

Casa del Teatro, carrera 20 No. 37-54 , miércoles a sábado 8 de la noche. Temporada hasta el 14 de julio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.