Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/29 09:53

‘Goya’: la revelación de los secretos

El documental es una forma de adentrarse en la vida del artista, su forma de pintar, sus pasiones, sus miedos y su deseo de estar cerca del poder.

Bartolomé Sureda. Goya. 1804.

Leer la correspondencia ajena es algo indebido, pero no para ‘Goya’, un documental sobre la vida y obra del artista español. En la cinta se utilizan las cartas que Francisco de Goya le envió a su mejor amigo, Martín Zapater, como hilo conductor para adentrarse en el mundo de uno de los pintores más trascendentales del siglo XVIII.

El amor por los perros, su deseo de estar cerca del poder, la trasparencia de sus trazos, su conocimiento sobre la anatomía humana, su comportamiento, su mirada naturalista, eso y más queda expuesto en ‘Goya’.

Se trata de un periplo desde los campos de Sevilla hasta las capillas y palacios reales de Madrid. Se traspasan los muros físicos del Museo Nacional del Prado para mostrar los frescos que Goya pintó en San Antonio de la Florida, el Palacio Real o las calles de Fuendetodos, el pueblo de Zaragoza en donde nació.

Es un viaje en el que se rompen las barreras a través de la virtualidad; el espectador puede pasear por la National Gallery de Londres que reúne 70 retratos de 150 realizados por el autor en 82 años de vida. Se recrean escenas frente a la familia real española, aristócratas, políticos, y amigos cercanos, a través de la narración de varios curadores y expertos obsesionados con la obra Goya.

El curador Xavier Bray, por ejemplo, presenta a un Goya con una visión aguda de la historia y a un ácido crítico de la sociedad de su época, que no intentó halagar y quien reveló sin reparos lo que veía. Tanto así, que a veces parecía que se burlaba de las personas que retrataba. Sin embargo, esto no le impidió recibir encargos de personajes ilustres y poderosos que buscaban el prestigio de ser retratados por uno de los mejores artistas de su momento. En sus pinturas siempre logró recoger la personalidad y la emoción de las personas que retrataba.

El espectador descubre detalles fascinantes del retrato de Fernando VII, el melancólico registro de Antonia Zarate, el polémico Retrato de Isabel de Porcel, la irónica figura de El conde de Floridablanca o el impactante Autorretrato con el Doctor Arteaga.

Francisco de Goya también retrató al entonces secretario de estado Francisco de Saavedra y a La Duquesa de Alba, con quien posiblemente tuvo una relación amorosa.

Ver tráiler: 

Ver Goya es una forma de acceder a Carlos IV en vestido de la caza y a María Luisa, ambos pintados en 1799, hoy Patrimonio Nacional en España, ubicados en los apartamentos que conducen a la sala del trono español. Esta fue la segunda vez que las pinturas salieron de ese país, pues debido a la fragilidad de las obras, los dos retratos no habían abandonado el palacio durante dos décadas.

La experiencia que puede producir Goya jamás será la misma que estar físicamente frente a una obra, pero sí es una forma de acercarse a piezas inmortales.

*La cinta se presentará hasta el 30 de octubre. Exhibition on Screen también trae Renoir, Manet, Vermeer y de Monet a Matisse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.