Martes, 17 de enero de 2017

| 2003/06/15 00:00

Revolución francesa

El próximo 21 de junio se presenta en Bogotá Rinôçérôse, uno de los grupos de música electrónica más importantes en el mundo. Será la primera vez que los franceses tocan en América Latina.

Patrice Carrié y Jean Philippe Freu, los fundadores de Rinôçérôse, siempre han estado obsesionados por la locura. De hecho, el nombre que escogieron para su grupo viene de un cuadro pintado por Gaston Duff en 1950 en un hospital siquiátrico. El cuadro representa a un rinoceronte visto por un enfermo mental.

Estos dos estudiantes de sicología se unieron en 1994 con la idea de crear una banda en la cual la música y la locura se juntaran. Así nació Rinôçérôse, un grupo que mezcla los sonidos tradicionales del rock, el disco y el funk con elementos de música electrónica. Por mucho tiempo el grupo no fue más que un proyecto de aficionados. Pero poco a poco se fueron uniendo músicos de diversas tendencias (por ejemplo el DJ Johnny Palumbo), hasta convertirse en un colectivo. Hoy día en un concierto de Rinôçérôse puede haber ocho músicos tocando: tres guitarristas, un bajista, un percusionista, un flautista y dos DJ.

En 1998, después de presentarse durante cuatro años en festivales por toda Europa, Rinôçérôse decidió grabar su primer disco de manera independiente. Fue así como nació Le mobilier, un álbum ecléctico en el cual se mezclan todo tipo de ritmos y de influencias. Carrié le dijo a SEMANA: "Nuestras influencias son muy variadas, puedo citar a AC/DC, a David Bowie, a The Cure y a Happy Mondays, entre muchos otros".

El éxito de este primer trabajo fue tal que al año siguiente el grupo volvió a grabar, esta vez patrocinado por el sello V2. El resultado fue Instalation sonore. Este trabajo es mucho más experimental y, más que un álbum, es un montaje de ritmos, o una instalación, como su nombre lo indica. Sin embargo en medio de este collage alcanza a notarse una influencia fuerte de la música disco de los años 70. No en vano Carrié afirma que su disco favorito es Saturday night fever de los Bee Gees, un hito de este género. De este segundo trabajo se pueden resaltar canciones como Guitaristic house organisation, 323 secondes de musique repetitive y Mes vacances à Rio.

La gira de promoción de Instalation sonore duró tres años, durante los cuales Rinôçérôse se convirtió en uno de los grupos de música electrónica más importantes de Europa. En 2002 volvió al estudio a grabar Music kills me. En este álbum hay una vuelta al rock y al pop. De hecho, el sonido de las guitarras es fundamental en canciones como Le rock summer, Listen y Lost love. Carrié dijo sobre su más reciente álbum: "Es la continuación lógica del trabajo que hemos hecho en nuestra carrera. En este disco la influencia del rock es mucho más evidente". Para lanzar este disco Rinôçérôse estuvo en una enorme gira junto con otro de los grandes músicos electrónicos: Moby.

En ninguna de sus giras Rinôçérôse había venido a América Latina; sin embargo este 21 de junio se presentarán en Bogotá en el marco de Electrolux 2003, un evento organizado por la embajada de Francia. El concierto será en Corferias y además de los franceses se presentarán algunos DJ colombianos y Aterciopelados. Los integrantes de Rinôçérôse tienen grandes expectativas: "Nos vamos a encontrar con un público nuevo, que debe ser muy similar al público español, que hasta ahora es el mejor del mundo".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.