Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/21/1997 12:00:00 AM

RIESGO EN EL AIRE

Aunque con nuevas caras como héroes, el cine de acción de Hollywood no cambia.

Director: Simon West Protagonistas: Nicholas Cage, John Cusack, John Malcovich, Steve Buscemi, Nick Chindlund, Rachel Ticotin. Es inevitable. La fiesta de las explosiones en cadena y los tiroteos inverosímiles siguen siendo el plato fuerte de las películas de acción de Hollywood. Tan inevitables como innecesarias, pues la emoción del espectador casi nunca suele depender de las llamas. Sin embargo la taquilla ha demostrado que el fuego y la bala venden y, mientras el público continúe fiel, los grandes productores tendrán siempre a la mano una porción de lo mismo pero con diversos disfraces. Riesgo en el aire, del director Simon West, es un buen ejemplo de ello. Un puñado de antisociales, considerados como peligrosísimos delincuentes, es trasladado por avión de una prisión a otra; y a pesar de las fuertes medidas de seguridad los malhechores tienen planeada una fuga imposible que termina torciendo el curso normal de los acontecimientos. En esta oportunidad el villano es John Malcovich, un reconocido actor que sorprende por su presencia en este tipo de películas y quien hace el papel del líder de la revuelta a bordo. Su rival es nadie menos que Nicholas Cage, quien se estrenó como héroe en La roca y ahora vuelve por sus fueros a intentar desbancar a Sylvester Stallone en el papel de un ex comando del ejército que por un asesinato involuntario termina colado en el avión. Por supuesto, Cage será el encargado de arruinar los planes de fuga en su momento. Bombardeada de planos, la película goza de un buen montaje y unos no menos destacados efectos especiales. Pero estas virtudes no son suficientes para sacar a la cinta de un sopor que, salpicado por fortuna de algunas chispas de humor, termina ganándole la batalla al entusiasmo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?