Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1995/03/06 00:00

RIO SALVAJE

Merryl Streep reaparece en pantalla como heroína de una película de suspenso y acción al aire libre.

RIO SALVAJE

LLEVA EL mismo nombre pero no tiene nada que ver con la dirigida por Elia Kazan en 1960, interpretada por Montgomery Clift y Lee Remick. Más bien se parece a Río sin retorno, de Otto Preminger, en la que Robert Mitchum y Marilyn Monroe descienden por un turbulento río en una balsa enclenque; y tiene algo de Deliverance (Defensa), de John Boorman, con Burt Reynolds y Jon Voight, en la cual cuatro aventureros deben soportar el peso de la naturaleza en su viaje por un caudaloso río.
Río salvaje, del director Curtis Hanson (La mano que mece la cuna), es una mezcla de las anteriores y al mismo tiempo un coctel de géneros cinematográficos. La cinta sigue el viaje traumático de una familia por un río durante sus vacaciones. El propio río y el encuentro con paseantes extraños se encargarán de que la aventura sea terriblemente inolvidable. Pero, al mismo tiempo, la excursión servirá para dirimir un problema hogareño interno: el de un matrimonio a punto de fracasar. Así el suspenso, eje del filme, compite con el drama, la aventura, la acción y el romance.
Respaldada por una buena fotografía e impactantes escenas de arriesgada navegación fluvial, Río salvaje centra su atención en Merryl Streep, en el papel de la empecinada mujer que debe luchar al mismo tiempo contra el río, contra los intrusos y contra su propio matrimonio en crisis.
Hanson ha sacado al aire libre su ingenio como creador de suspenso; no obstante en esta ocasión dejó de lado la solidez de su propuesta a cambio de escenas espectaculares, muy bonitas por lo demás, pero poco efectivas si no están respaldadas con un buen desarrollo de la trama. Esta, en una película de suspenso, debe ser lo suficientemente creíble como para no terminir riéndose. Y en algo de esto peca Río saluaje, finalmente una cinta de emociones pero sin mucho encanto.
Director: Curtis Hanson
Guión: Dennis O'Neill
Intérpretes: Merryl Streep, Kevin Bacon, David Strathairn y
Joseph Mazzello.


LA NUEVA DIETRICH
ENCARAMADA EN LA CUMBRE DE su carrera artística por su participación en Pulp Fiction, la cinta de Quintin Tarantino que aspira a barrer con los oscares este año, Uma Thurmann ha sido seleccionada por la United Artist para protagonizar la próxima cinta del francés Louis Malle.
Iniciada en Relaciones peligrosas, más tarde protagonista de Henry and June y luego compañera de reparto de actores como Andy García y Robert De Niro, en las películas Jennifer 8 y Perro Bravo y Gloria respectivamente, la Thurmann tiene ahora el reto de interpretar a nadie menos que Marlene Dietrich, en la biografía escrita por la hija de la diva que adaptará al cine Malle.
Reconocida como una de las actrices clásicas de Hollywood, la Dietrich será, sin duda, una prueba de fuego para Thurmann, una actriz que en pocos años ha logrado y coronar su talento.



LA PERSECUCION
Una bulla al cine de acción, el periodismo y la policía estadounidenses.

A SIMPLE VISTA parece una película de acción sintética y empacada al vacío, respaldada por la actuación de Charlie Sheen, quien en los últimos años está más dedicado al humor flojo y a papeles heroicos de tercera categoría. Pero la verdad es que La persecución es capaz de sorprender gratámente a más de un espectador prevenido.
No tanto por las altas velocidades en las carreteras o por las tremendas colisiones. La película es ante todo una burla al cine de acción, al periodismo sensacionalista, a la policía y a la sociedad estadounidense en general. Prófugo de la justicia por un crimen que no cometió, Jack Hammond (Sheen) toma de rehén a la hija de un millonario californiano (Kristy Swanson), como garantía de su fuga hacia México. La cantidad de barbaridades que sucede durante la huidas paga la boleta. Se trata de una tomadura de pelo sin mayores complicaciones estéticas.
Tal vez si el director hubiera tomado la película un poco más en serio, incluso en la limpieza de la filmación, la cinta habría superado su categoría de cine burlesco (del tipo ¿Y dónde está el policìa?) para convertirse en todo un fenómeno cinematográfico del humor.
Director y guionista: Adam Riffiin
Intérpretes: Charlie Sheen y Kristy Swanson



CINE AUSTRAL
ENTRE EL 6 y el 12 de febrero, el Museo de Arte Moderno de Bogotá presentará un ciclo de cine chileno actual, en el cual figuran las películas de mayor éxito del país austral en los últimos años. Reflejo de los nuevos tiempos en la sociedad chilena, este cine va más allà de las puras anécdotas, en busca de significaciones históricas más amplias. El ciclo es una ocasión para asomarse a un cine con una marcada identidad, reflejada en las siguientes siete historias: La luna en el espejo, de Silvio Caiozzi (febrero 6); Hay algo allá afuera, de José Maldonado (febrero 7); La frontera, de Ricardo Larrain (febrero 8); La estacion de regreso, de Leopoldo Kocking (febrero 9_); Archipièlago, de Pablo Perelman (febrero 10); Sussy, de Gonzalo Justiriano (febrero 11) y Caluga o Menta, de Gonzalo Justiriano (febrero 12).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.