Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1984/07/23 00:00

ROCK Y SEXO

"Van Halen", un grupo de rock con más imagen que buena música

ROCK Y SEXO

Sin la mística de los grupos "ácidos" que nacieron a finales de los 60 en la Costa Este de los Estados Unidos (Grateful Dead, Jeferson Airplane, The Doors, Moby Grape, etc...), conservando nada más el pelo largo de toda la carreta hippie, con los "Angeles del Infierno" trabajando ya para el establecimiento, se forma en Pasadena, California, una banda que se conoció en sus inicios como Mammoth. Es natural que a nadie le suene este nombre. Después de cosechar algún éxito un año de presentaciones en bares locales, lo cambiaron por el de Van Halen Sus integrantes, los hermanos Edward y Alex Van Halen (holandeses de nacimiento), el bajista Mike Anthony y el atlético saltarín y cantante David Lee Roth, han hecho del grupo una explosiva mezcla de hard rock y símbolos sexuales. Las caras lindas y los apretados pantalones de Eddie y David Lee no dejan de aparecer en cuanta revista quinceañera y de teen-rock exista en los Estados Unidos, de arrasar a toda costa con sus afiches y camisetas, y lógicamente de vender muchos, muchísimos discos. Esto ha hecho que Van Halen, a diferencia de otros profetas, haya logrado ser profeta en su tierra.
Su música, sin embargo, no tiene nada de espectacular. Es el mismo sonido de todas las bandas que tocan en bares y discotecas, el de los grupos de universidades y barrios, el sonido popularizado a través de todas las emisoras norteamericanas y que los gringos cariñosamente llaman: rock'n'roll. Pero existe un aspecto que ha favorecido enormemente a Van Halen, y es los poquísimos grupos de este género que han surgido en los Estados Unidos en los últimos tiempos. Tras la desaparición de Grand Funk y Aerosmith, prácticamente quedó despejado el camino del Heavy Metal. Lo anterior no le quita méritos, pero sí explica un poco que un grupo como Van Halen, sin ser mayormente creativo, sin haber aportado nada nuevo al rock, "esté donde esté": 6 discos grabados (todos ellos entre los 20 primeros en ventas) y un superéxito que como número 1, le dio la vuelta al mundo Jump.
En Colombia donde han salido todos sus trabajos, era de esperarse que también prensaran "MCMLXXXIV", ya que precisamente contiene este éxito. A pesar de que aquí lo promocionaron con 3 temas, el disco no es nada del otro mundo. Quizás muy parecido a sus anteriores. Pero Jump, la canción en cuestión, es tan buena, que paga darse el lujo de comprarlo para poderla escuchar cada vez que se quiera. Saben, no es bueno atenerse solamente a lo que pasan las emisoras.--
Karl Troller.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.