Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/1985 12:00:00 AM

RODA EN BARCELONA

El pintor colombiano de origen español, Juan Antonio Roda, presenta su última serie de grabados en la capital catalana

El pintor y grabador colombiano nacido en Valencia, España Juan Antonio Roda expone en el Palacio de la Virreina, en Barcelona, una serie de grabados bajo el título "Flora". Roda cónsul colombiano en la capital catalana, concedió una entrevista al corresponsal de SEMANA en Barcelona. Estos son sus principales apartes:
SEMANA: Hablemos de Flora, maestro. Varios pintores y escritores ya han elogiado suficientemente esta serie; permítanos, contra los elogios, lanzar una afirmación provocadora: los grabados de la serie Flora no tienen la fuerza, la vitalidad y capacidad de sugerencia de sus series anteriores.
JUAN ANTONIO RODA: A mí me parece lo contrario, que tiene más carga porque es un trabajo más extraño, más misterioso, los blancos y los negros... hay más síntesis. Hay que alejarse un poco de la parte anecdótica, no circunscribirla tanto al tema humano, porque aquí estoy menos ceñido a un argumento.
S.: En sus obras anteriores el argumento es deliberadamente humano, aluden de forma directa a las tensiones despiertas u oníricas de los hombres. ¿En Flora esta preocupación desaparece o ha optado por la alegoría para tratar así los viejos temas?
J.A.R.: El hecho de que no sea figura humana no quiere decir nada, lo que pasa es que es otro tema. Mis series anteriores pueden ser un drama más claro por lo que hay figura humana y entonces tiende a ser más relacionado con el drama humano que con otro tipo de dramas y cosas. En Flora yo diría que he partido de la idea sexual que hay en toda flor, de su relación genética, reproductiva, misteriosa... Uno ve flores rojas o amarillas y tiene la idea de que esa es la parte bonita de la flor, pero eso es sólolo exterior, lo aparente, pero si uno se pone a pensar en la flor se da cuenta que es un organo reproductor y misterioso, es bonita para atraer a los pájaros y a las mariposas, está atrayendo, está buscando, se abre, seduce y está para eso. Bueno, ¡es todo un misterio!
S.: ¿Cómo llegó usted a concebir este "jardín" tan peculiar?
J.A.R.: Yo lo venía intuyendo desde Colombia por la celebración del Centenario..., me parece que era el segundo centenario de la Expedición Botánica. Yo quería hacer un homenaje a la Expedición Botánica, lo que pasa es que son tantas las cosas de un tema que uno al hacerlas se va por otro lado, pero la idea inicial era esa.
S.: Ha hablado usted del drama humano y la diferencia de otros dramas. ¿Cómo entiende esos otros dramas?, ¿cómo se manifiestan? J.A.R.: A mi siempre me interesa el drama que hay en cualquier cosa. Me refiero al sentido de que algo puede ocurrir y que la cosa no es estática. Yo no diría que sea el azar sino la posibilidad. Un drama es algo que va a ocurrir, algo inesperado. En Flora la idea de la reproducción está ligada al drama,el hecho de dar vida es una cosa para uno sorprenderse, hay algo extraño en todo eso, allí busca cierta trascendencia, ciertas posibilidades, lo demás ya es común a todas las cosas.
S.: Esa especie de credo que acaba usted de describir se corresponde en mucho con el romanticismo, ¿no cree que eso está muy dejado de lado en nuestros días?
J.A.R.: No, yo creo que no. Hay artistas más trascendentales que otros, hay artistas que les interesa más la cosa estética, la cosa de la ordenación, el juego de las formas (en el mejor sentido de la frase, ¡eh!), y está muy bien, es una postura y hay otras, como es la mía y que es la de muchos otros .
S.: Este año Fernando Botero expuso en Nueva York una serie de óleos sobre la tauromaquia. Usted también tiene una serie sobre el mismo tema, ¿qué opinión le merece el trabajo de Botero?
J.A.R.: Yo vi algunas reproducciones de esas obras. Bueno,a mí Botero me gusta mucho, pero su trabajo no tiene nada que ver con lo que yo hago. Botero es irónico, se burla con saña de todo. Cuando hace sus obispos dormidos, no es que esté haciendo una cosa tremenda sobre la situación del obispo o de la parte social, no, no no, él lo que hace es burlarse, se burla de la burguesia colombiana y de ciertos tópicos también, pero lo importante es cómo él desarrolla unas formas redondas y grandes dentro de un espacio y la limpidez con que lo hace.
S.: Usted fue el encargado de realizar el dibujo de Cabo para la estumpilla con que se celebró la obtención del Nobel de Literatura. Este dibujo no fue muy bien visto en algunos círculos, se esperaba que usted hiciera un trabajo más figurativo y menos realista o una buena combinación de estas maneras como ocurre en parte de su obra.
J.A.R.: ¡La gente es muy absurda! Hay mucha gente que queria que lo hiciera otro pintor y no yo. Se imaginan que un retrato de Gabo tiene que ser hecho por Obregón, yo no sé por qué los asocian, pero me lo dieron a mí y yo pinto de otra manera. Además, cómo voy yo a hacer una estampilla que no sea realista. Y le digo otra cosa, a mí Gabo nunca me posó, a mí me dieron unas fotografías para que hiciera mi trabajo sobre ellas. A mí el dibujo me gusta, pero la estampilla no tanto, no quedó bien impresa y se perdió mucho.
S.: Hace tres años que usted ocupa el Consulado General de Colombia en Barcelona. ¿ Qué tal se llevan la diplomacia y el arte?
J.A.R.. Hombre, esto no es diplomacia. En general yo creo que bien.
Yo atiendo por las mañanas el Consulado y en las tardes hago esto (se refiere a los grabados).
S.: Ya para terminar, cuéntenos, ¿cuál es su diagnóstico sobre el período presidencial de Belisario Betancur?
J.A.R.: Mira, yo a Belisario le tengo buen aprecio, lo que pasa es que tiene un montón de gente en contra y así es muy difícil manejar un país, sobre todo sin el apoyo de la gente fuerte, los militares y la gente de dinero. A mí me parece muy bien sanear las cosas y acabar con la corrupción, pero ahí vemos lo que pasa en Italia, lo que pasa en España con el escándalo de Rumasa..., son cosas muy complicadas. En un país como Colombia no se puede estar con unos y con otros y eso es un problema. Yo no sé cómo se arregla eso, y si lo supiera estaría metido en la política.
-Enrique Romero Cano, Barcelona --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.