Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/11/28 08:00

Confesión de J.K Rowling causa revuelo

La escritora resolvió uno de los interrogantes que ha estado persiguiendo a los seguidores de 'Harry Potter'. ¿De qué se trata?

Confesión de J.K Rowling causa revuelo

J.K Rowling desveló este fin de semana que Harry Potter llamó a su hijo mediano Albus Severus en señal de "perdón y gratitud" hacia el odiado profesor de pociones y después director de Hogwarts, quien al final de la colección "murió por Harry debido a su amor por Lily", la madre del famoso mago.

La escritora resolvió así, a través de su cuenta de Twitter, uno de los interrogantes que ha estado persiguiendo a los seguidores de "Harry Potter" desde la publicación de su último libro.

"Snape murió por Harry debido a su amor por Lily. Harry le brindó tributo con perdón y gratitud", indicó Rowling en respuesta a la pregunta de un lector de por qué escogió el nombre de Snape para llamar a uno de los hijos del protagonista.

En la serie de libros, Harry y Snape aparecen como enemigos y los lectores ven cómo este último vuelve al lado de Lord Voldemort y mata al director Albus Dumbledore en el penúltimo libro, "El misterio del príncipe".

Sin embargo, en "Las reliquias de la muerte" se descubre justo antes de la muerte de Severus que este actuó según las órdenes de Dumbledore y que protegió a Harry a lo largo de su estancia en la escuela -pese a que al mismo tiempo lo intimidaba despiadadamente-, a causa del amor que sentía por su madre Lily.

En el epílogo, Albus Severus pregunta con preocupación a su padre por qué terminan en la casa de Slytherin, a lo que Harry contesta: "Albus Severus, llevas el nombre de dos grandes directores, uno era de Slytherin, y fue el hombre más valiente que he conocido".

Pero la crueldad de Snape hacia Harry y el resto de alumnos, incluido Nelville Longbottom, ha hecho que muchos fans se pregunten si fue una buena decisión llamarlo así, y la respuesta de Rowling no parece satisfacer a algunos ardientes seguidores.

Un usuario de Twitter manifestó: "Un poco raro que dijeras 'por perdón', ya que Snape no tuvo malicia alguna contra Harry (algo que Harry al final descubrió)". Ella aclaró: "Me temo que eso no es cierto. Snape proyectó su odio y envidia por James hacia Harry".

"Hay un ensayo completo sobre por qué Harry puso a su hijo el nombre de Snape, pero la decisión nos lleva al centro de quién fue Harry después de la guerra", agregó.

"Esta mañana he estado pensando mucho sobre el encanto de las simples dicotomías en nuestro mundo complejo, ¡y entonces sacáis a Snape! Muy apropiado", expresó la autora, a lo que añadió: "Snape es gris. No podéis santificarlo: fue vengativo y amenazador. No podéis demonizarlo: murió por salvar el mundo mágico".

En esta línea, la escritora continuó diciendo que "al honrar a Snape, Harry deseó de corazón también ser perdonado", ya que "las muertes en la Batalla de Hogwarts le obsesionaron para siempre".

Un tuit la acusó de llevar a una diatriba a los lectores, por lo que ella aclaró: "No confundo. Soy considerada. Snape merece admiración y desaprobación, como la mayoría de nosotros".

La autora, que ahora escribe historias de detectives bajo el seudónimo de Robert Galbraith, no mostró ningún resentimiento hacia los admiradores que desaprobaron el nombre del niño.

"Tengo algo que decir: muchos habéis estado discutiendo sobre Snape durante años", señaló Rowling, para comentar que su cuenta de Twitter había "explotado con amor y furia". "No cambiéis", apuntó.

Albus Severus será el tema de la obra de teatro de Rowling "Harry Potter y el niño maldito", que se estrenará en Londres en julio de 2016. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.