Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/26/1983 12:00:00 AM

SAURA FILMA "EL DORADO"

El famoso cineasta español llega a Colombia para producir una nueva versión cinematográfica sobre la vida del conquistador Lope de Aguirre

Carlos Saura el director español más importante después de Buñuel, vino al país a ultimar detalles para la realización de su próxima película "La Aventura del Dorado", una coproducción en la que participarán Francia, España y Colombia, sobre la figura del ya legendario conquistador Lope de Aguirre. Las siguientes son sus opiniones sobre este proyecto.
SEMANA: Usted siempre ha hecho películas intimistas, personales, muy cerradas, muy en clave; ¿cómo se lanza ahora a una película como esta que es prácticamente de aventuras?
CARLOS SAURA: Aunque es cierto eso en parte porque me sigue Interesando mucho hacer ese tipo de cine con pocos personajes, con casi personajes únicos, últimamente he hecho experiencias diferentes. Por un lado he realizado dos películas apoyadas en el ballet, que son "Bodas de Sangre" y "Carmen", he realizado en México una película que es "Antonieta" que fue económicamente muy complicada con actores internacionales, en fin yo desde hace un tiempo estoy dispuesto a abrir un poco las ventanas para no encerrarme solamente en un cine que me sigue interesando muchísimo en el que contaba mis cosas, y abrirme ahora hacia otras historias.
Conversando una vez con Benjamin Kruk surgió la posibilidad de hacer una película sobre el personaje de Lope de Aguirre que es la base de nuestro guión. Empezamos a hablar y a entusiasmarnos con las posibilidades y aquí estamos: llevamos casi como un año hablando de este asunto.
De todas formas creo que no hay una contradicción clara entre hacer una película compleja, con muchos personajes y hacer al mismo tiempo una película, si no intimista, sí intentar comprender la figura de este personaje y dar la opinión personal de lo que pienso sobre él en su momento histórico, en su entorno y por qué hizo todas las cosas que hizo. De todas formas para mí cada película es una experiencia nueva. Para mí una de las cosas que más me gustan del cine es iniciar una aventura nueva que nunca se sabe cómo va a terminar.
S.: Usted ha dicho que la película va a ser su versión personal de lo que fue Aguirre. Otro director, el alemán Werner Herzog, también hko su versión personal de Aguirre. ¿En qué se diferenciaría su versión de la de él?
C. S.: Bueno, la versión de Herzog tiene desde el punto de vista plástico unos valores indudables, una gran belleza; sin embargo en mi opinión es una traición absoluta al personaje y a muchas de las cosas que sucedieron.
Lo siento por Herzog, al cual admiro en algunas cosas, pero en ese sentido la película no responde en absoluto a lo que son las crónicas de Aguirre.
Una cosa que me ha extrañado muchísimo es que Herzog no conocía esas crónicas. En el inicio de la película recuerdo que hay una especie de texto como si fuera una crónica escrita de este personaje que recuerda lo que sucedió, pero no es verdad, todo es mentira. En el mundo de la imaginación, que me parece muy bien, esta película es interesante. En el mundo de lo que es el personaje Lope de Aguirre en relación a los problemas que hay en ese momento no solamente en España sino también en la conquista española, me parece que no responde en absoluto a lo que eran las coordenadas de la historia en ese momento. La idea que tengo yo es intentar un acercamiento más próximo a un Lope de Aguirre como personaje español de ese momento en conflicto con una serie de cosas, y sobre todo en conflicto con los reyes de España. Quizá como usted sabrá se habla incluso de uno de los primeros movimientos independientistas, aunque a mí me parece excesivo decir eso, pero es verdad que Lope de Aguirre a lo largo de esta aventura enorme en el Amazonas fue descubriendo cosas hasta el punto de plantear un problema de independencia con respecto a la Corona española. A mí me parece que esto nunca se ha hecho, y en este sentido me parece muy importante para nosotros los españoles, no sé para ustedes los latinoamericanos, pues en nuestra país jamás se ha hecho una película con una mínima seriedad sobre esos temas. Hay como una verguenza, parece que el tema de la conquista es algo que prefieren olvidar. A mí me parece que es un error. Lo que hay que hacer es tomar el toro por los cuernos. Eso es lo que vamos a hacer.
S.: Según eso, lo que más le interesa, o lo que primará en su película, ¿será la fidelidad histórica?
C. S.: Va a primar la fidelidad histórica teniendo en cuenta que tampoco se trata de hacer un documental.
Eso es imposible. Para eso habría que haber tenido unas cámaras y haber hecho esa expedición en 1560. No es mi intención hacer una película documental. Y esto que digo no está tampoco en contradicción con lo que decía con respecto a Herzog. Voy a hacer mi versión porque hay dentro de las crónicas muchos aspectos abiertos a la imaginación y a la interpretación.
Unas crónicas interpretadas por mí.
Pues yo tengo una visión determinada de esas crónicas y eso es lo que voy a hacer.
S.: ¿Esta película sería una superproducción?
C. S.: Yo creo que si. Pero sobre los aspectos de producción prefiero que hablen los productores. De ello no tengo la más remota idea ni quiero saber nada. (risas).
S.: ¿Además del dinero que se va a invertir, habrá participación de personal colombiano en la realización?
C.S.: Los necesitamos. Necesitamos muchos personajes que aparecen en la película que tienen que ser colombianos a la fuerza. Necesitamos colaboración de todo tipo en todos los aspectos: técnicos y artísticos. Es una película muy complicada y nosotros no podemos traer de Europa todos los elementos para hacer esta película porque no vale la pena y sería una tontería. Hay elementos aquí que pueden colaborar con nosotros y sería estupendo buscar esa colaboración.
S.: ¿Qué opina de la dirección cinematográfica que actualmente se está haciendo en Colombia?
C. S.: No conozco nada. Desgraciadamente en España no conocemos el cine colombiano. Esa una gran tragedia y yo pienso que hay que buscar un sistema de arreglar esto porque es absurdo. No solamente con Colombia sino con toda Latinoamérica.
S.: ¿Cuál es el papel del continente latinoamericano en la película? ¿Qué papel jugaría dentro del guión?
C. S.: Yo he escrito un guión con base en todo el material que he podido obtener sobre Lope de Aguirre.
Las crónicas, y las novelas que se han escrito sobre este personaje. He leído mucho material y me he informado muy bien dentro de lo posible, pero hay una cosa que me falta y es la razón por la cual estamos aquí. Me falta ir al Amazonas. Me falta el conocimiento directo del sitio y los lugares donde sucedieron estos acontecimientos. Me parece que no se puede prescindir de ello. Eso por un lado. Por otro lado a mi me parece que hay una relación estrecha entre esta historia que es algo, si se quiere, muy escrito en la literatura mundial. Es la historia a través de un río y cómo unas personas se destruyen o se modifican a través de su trayecto. Pero yo creo que no se debe hablar de las películas hasta que no se hagan. Es teorizar sobre algo que muy probablemente se va a modificar durante el rodaje porque yó siempre he trabajado así. Establecer ahora unas ideologías concretas sobre el film me parece muy pretensioso y peligrosísimo. Sé lo que pretendo, pero explicarlo minuciosamente sería una barbaridad porque se van a modificar muchas cosas. Yo quiero que se modifique lo que hasta ahora tengo en función de lo que vea de ahora en adelante.
S.: ¿Hay alguna búsqueda personal en este proyecto?
C. S.: Bueno, no busco nada. Soy una persona que se deja llevar por los acontecimientos. Este proyecto me parece enormemente atractivo. Tiene algo que me apasiona. ¿Que es? Podríamos estar hablando horas y horas y explicarlo desde muchos puntos.
Pero yo pienso simplemente que es algo que me atrae, quizá por la misma aventura del proyecto, quizá porque es un personaje que yo puedo llegar a entender, quizá porque las versiones que yo he leído sobre Lope de Aguirre no me convencen, aunque puede que me equivoque, quizá porque en estos momentos mi biología me exige que ahora que tengo 51 años me estoy volviendo un aventurero, no lo se. No lo puedo explicar, quizá estoy haciendo ahora lo que no podía hacer a los quince años.
S.: ¿Cómo español, que visión tiene usted de esta expedición de la época de la conquistá, en el continente americano, y más concretamente, en el Amazonas
C. S.: Yo tengo una visión que no sé si será española o latinoamericana.
Pienso que en esta expedición los españoles eran como siguen siendo ahora: envidiosos, rencorosos, generosos, etc. No heroícos en el sentido que tradicionalmente se les ha dado.
Muchos de ellos iban a esta expedición porque evidentemente no tenían otra solución, otra alternativa vital. Otros iban porque simplemente les parecía una forma de terminar su existencia en alguna parte desconocida, una especie de misterio. Pero de lo que no hay ninguna duda es que tampoco se puede abandonar el paisaje. Por eso yo quiero ir al Amazonas, porque no me vale con los documentales que he visto, con las fotografías. Quiero verlo porque todo el mundo coincide, y quiero ver si es verdad, en que aquello modifica a las personas. Y si me doy cuenta de que no modifica a las personas tendria que hacer otro Lope de Aguirre distinto al que he escrito. Esto es un poco teórico. No podría explicar mucho más. Me muevo más por sensibilidades y por intuiciones que por cosas muy razonables en este momento

S.: ¿Cuál es su método de trabajo desde el momento en que concibe la idea inicial de una película?
C. S.: Hace algún tiempo yo pensaba que era muy original en mi método de trabajo. Y encontré un libro inglés donde comentaban como trabajan los directores, había entrevistas a unos ocho o diez, y trabajaban casi todos iguales que yo, lo cual me sorprendió mucho. Me di cuenta que todos más o menos hacemos las mismas tonterias. Yo paso por ser una persona muy intelectual, muy fría y calculadora y siempre me sorprende mucho eso porque yo me siento todo lo contrario. No racionalizo demasiado las cosas. Tengo una idea que me interesa, me pongo a escribir y voy acumulando datos, materiales y cosas que se me ocurren. Al final sale un escenario, aunque no se como. Soy muy apasionado. Si no siento una atracción enorme para hacer una cosa, no me pongo a trabajar. Si no la siento no la hago. Lo que sí puedo decir que es un sistema de trabajo mío un poco peculiar, que no es normal en el cine, es que voy escribiendo los escenarios en función de que se puedan realizar por orden cronológico. En un noventa por ciento por lo menos y a veces más, mis películas se han empezado por el primer plano y han terminado por el último. Porque yo me siento asi más seguro. Veo cómo la película va creciendo. Y al mismo tiempo el montaje de la película es simultáneo al rodaje. Cuando termino de rodar, prácticamente ya tengo la película montada. Eso permite una complicidad mayor con el actor.
S. ¿Quién sería el protagonista de su película sobre Aguirre?
C.S. Hemos pensado que Gerard Depardieu. Pero esto es todavía un proyecto. El es un extraordinario actor, quizá uno de los mejores actores europeos ahora.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.