Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1998/06/08 00:00

SEÑALES DE VIDA

Juan Gabriel Turbay se lanza en solitario con un álbum de corte balada 'pop' que no se escapa a algunas piezas rítmicas con aires 'funky'.

SEÑALES DE VIDA

No es común hablar de música pop como tal en Colombia a pesar de que uno de los fenómenos musicales más grandes de los últimos años en el país, Shakira, está en esa línea. El pop, que basa sus elementos en fórmulas rítmicas sencillas, melodías fáciles e instrumentaciones muy digeribles, nos remite en el caso colombiano a artistas como José Gaviria, Poligamia, Compañía Ilimitada o Silvia O, entre otros pocos, metidos en uno de los géneros musicales más complicados de posicionar en el mercado, únicamente para el caso del artista nacional.
Un nuevo nombre debe sumarse a esa lista, y es el de Turbay. Juan Gabriel Turbay, más exactamente, quien decidió utilizar su apellido como nombre artístico para evitar confusiones con el mexicano Juan Gabriel _cosa bien difícil_ y ahora visible en el mercado con su primer disco como solista, titulado Señales.
Turbay no es ningún aparecido. Se inició con el grupo Poligamia, banda en la que creció como artista, algo evidente a través de los tres discos para los que colaboró durante su permanencia en el grupo. Sus habilidades como compositor también sirvieron para darle éxitos a otros, como fue el grupo Luna Verde, antes que decidiera esta aventura en solitario.
Señales no podía ser menos. Es un álbum estructurado, en su mayor parte centrado en el campo baladístico que, de alguna manera, parece ser el fuerte de Turbay, quien en ese sentido logra sus mejores momentos en la intensidad de Hasta que pare de llover o en la sencillez y efectividad de Cada vez.
Por momentos el aire melódico de estas canciones suaves no puede evitar una cercanía al estilo de cantautores como Ricardo Montaner o Alejandro Lerner, sin que por ello pierda su tinte de originalidad. Por eso resulta más aprehensivo el Turbay rítmico, ligero y suelto, de piezas que guardan aires funky como Todo lo que yo, Money-Cash, Problemas y Vienes, me ves, me vences, esta última con un poco más de agresividad, casi roquera. Señales, producido por Adrian Posse, grabado y mezclado en Estados Unidos, es un disco para digerir despacio y en el que se encuentra cierta inmediatez, con letras nada complicadas, centradas particularmente en el ámbito de lo afectivo y que cuenta con un respaldo instrumental en su punto. Es, en resumen, un álbum equilibrado, con buenas canciones, muy bien elaborado y un arranque valioso para un músico e intérprete que tiene aún mucho por recorrer.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.