Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/24/2015 10:00:00 PM

Seu Jorge: El hombre más ‘cool’ del planeta

El brasileño Seu Jorge es uno de los grandes personajes invitados al Hay Festival que comienza esta semana en Cartagena.

Seu Jorge es un artista brasileño que como pocos reúne dos condiciones: gran músico y gran actor. SEMANA hablo con él.

SEMANA: En Europa y en Estados Unidos hay muchos casos de cantantes y actores exitosos a la vez, pero en América Latina son pocos, usted es uno de ellos…

SEU JORGE: Sí, porque no es muy común encontrar en Brasil y en América Latina una academia que enseñe al cantante a ser actor o al actor a ser cantante. Yo tuve la suerte de conocer una escuela de teatro que me permitió juntar las dos cosas, que me mostró que podía vivir de las dos. En Europa y Estados Unidos es distinto. A nosotros nos mueve la cultura, a ellos, en muchos casos, los mueve la industria.

SEMANA: Casi 13 años después del estreno de ‘Ciudad de Dios’ (interpreta a Mané Galinha), ¿qué significó para usted y para Brasil esta película?


S. J.:
Para mí significa y significará siempre un gran momento de mi vida y de mi profesión. Y a Brasil la película le sirvió porque mostró lo que ocurre todos los días en las comunidades más pobres de mi país y de América Latina. Es una película sobre la desigualdad social y cómo esta promueve todo tipo de violencia. No arregló ni arreglará a Brasil, pero llamó la atención y eso es mejor que nada.

SEMANA: Usted nació en una favela, ¿hubo capítulos en su vida similares a los de la película?

S. J.:
Sí, nací en un lugar, como en la película, con muchos problemas de desigualdad social: falta empleo, falta una escuela, en fin, falta de todo. Y en un lugar así es muy fácil que haya violencia. Uno es frágil cuando vive en una favela, usted no puede escoger y decidir sobre su futuro, apenas sobrevive. Yo tuve la suerte de acercarme al arte, a la música, que me dio la posibilidad de alcanzar mi sueño. Siempre digo que la música me escogió.

SEMANA: Es calificado como un renovador del estilo samba-pop. ¿Cómo es eso?


S. J.: Yo soy un artista completamente influenciado por la cultura pop. Lo de renovador es más una calificación de los críticos y de todos aquellos a los que les gusta mi música. A mí me estimula hacer música alegre, que despierte sensaciones, que sacuda a la gente. ¿Y quién promueve esto? El mismo público.

SEMANA: Durante sus conciertos se despiertan tantas emociones que mujeres de todas las edades lanzan la ropa interior hacia el escenario…

S. J.:
Tal vez es porque muchas de mis canciones hablan de mujeres y su comportamiento como Burguesinha, Carolina, Mina do condominio, Pretinha… Y algunas de las del público tal vez se identifican con ellas. ¿Qué hombre no es feliz con esas manifestaciones? Aunque a mí lo que me importa es que el concierto sea divertido para el público y para mí.

SEMANA: En Brasil sale música de hasta debajo de las piedras, ¿cuáles son sus mayores influencias?

S. J.: Los artistas brasileños tradicionales como Caetano Veloso, Gilberto Gil y Jorge Ben Jor, pero también admiro a algunos artistas nuevos; también me gusta mucho la música norteamericana, pero prefiero la música de mi país porque tiene varios géneros y varios ritmos como ninguna otra en el mundo. Es casi un pecado no ser músico en Brasil.

SEMANA:
¿No siente que la samba tradicional que conocemos se está diluyendo ante tantas fusiones a que la han sometido? ¿Es inevitable?

S. J.:
A mí me parece que sí. El Carnaval de Río, por ejemplo, hace rato dejó de ser de Brasil. De acá se han llevado la batucada, el ritmo, la alegría, la ropa y hasta el comportamiento. La samba no es la excepción. Ya no hay música de un solo país, los ritmos ahora son de todos. Basta recordar que al reguetón ahora lo conocen en todo el mundo.

SEMANA:
Su imagen no solo es la de un renovador musical, también es visto como el representante de una nueva generación de brasileños. ¿Está de acuerdo?

S. J.: Yo represento a Brasil y al pueblo brasileño aquí y en cualquier lugar del mundo, es mi compromiso y mi responsabilidad como artista. Y hay otros músicos que también aman, respetan e interpretan a Brasil tanto como yo. Seguro el mundo está cerca de descubrirlos, pronto sabrán de ellos.

SEMANA: Muy pocos se dan el lujo de contar que trabajaron con Wes Anderson como es su caso en ‘Vida acuática’, donde también hace la música de la película. ¿Lo ve como ganador del Oscar por ‘Gran Hotel Budapest’?

S. J.:
Le hago fuerza para que gane, no por ser mi amigo, sino por su creatividad, su sofisticación y su cultura. Él, como nadie, sabe encontrarle alternativas y temas a la simplicidad.

SEMANA:
Sus relaciones con Pelé son grandes. En ‘Vida acuática’ su personaje se llama Pelé Dos Santos, ahora participará de una película biográfica sobre Pelé y ha estado en varios eventos con él. ¿Alguna razón especial?

S. J.: No, son cosas del destino. Yo nací en 1970 y en ese momento Brasil era pura felicidad: acababa de ser tricampeón y Pelé se consagró como el rey del fútbol. Mi mamá tenía la esperanza –como todas las madres de la época, especialmente las mujeres negras de las favelas– de que su hijo tuviera el mismo talento que él. No fue así, pero de consuelo me queda que seré su papá en la película que se hace sobre su vida.

SEMANA: Igual no es poca cosa…


S. J.: Claro, un joven negro de las favelas o era jugador de fútbol o un ‘sambista’. Ese era el único destino que te dibujaban. De unos años para acá cambiaron muchas cosas, pero lo más importante es que se demostró que nos merecíamos otro lugar y que no influye de dónde venimos. Yo jamás olvidaré mi origen.

SEMANA: Pelé y Romario son sus ídolos…


S. J.: Los dos contagiaron al mundo con su alegría y fueron la cara de una cultura, de un pueblo y de una expresión. Ellos le dieron notoriedad a un país a través de un deporte que nunca fue brasileño; el fútbol nació en Inglaterra, pero fuimos nosotros quienes lo hicimos hermoso.

SEMANA: Algunas revistas lo catalogan como el hombre más ‘cool’ del planeta. ¿Por qué?

S. J.: No sé. Yo soy una persona normal que tiene amigos, trabajo y sueños como todo el mundo. Lo demás sobra.

SEMANA: El Hay Festival es un evento cultural, donde la literatura es gran protagonista. Así como usted representa la renovación musical, ¿quiénes podrían representar la renovación literaria de su país?

S. J.: La literatura es muy importante en Brasil. En las últimas dos décadas creció la Bienal del Libro de Sao Paulo, también la de Paraty, una ciudad en donde cada año se realiza una de las ferias de literatura más importantes de América Latina. Tenemos muchos autores importantes que se leen en el mundo entero. Pero aun así en Brasil necesitamos más de la literatura y promover una educación más sólida. Yo le voy a ser muy sincero: nunca tuve un autor favorito porque cuando uno crece en una favela no existen muchas posibilidades de leer.

SEMANA: ¿Conoce a algún ritmo o artista colombiano?

S. J.: Además de Shakira, no.

SEMANA: ¿Qué esperar de usted en el Hay, donde presentará un concierto el jueves 29 de enero?

S. J.: Más que esperen de mí, espero de ustedes. Quiero saber de Colombia, me gustaría saber mucho más de su país.

***

Conozca más sobre Seu Jorge con los siguientes videos:






  • Aquí Seu Jorge junto a Willem Dafoe y Bill Murray.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.