Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1999/04/19 00:00

SHAKESPEARE APASIONADO

Esta comedia sobre los amores hipotéticos del más grande dramaturgo inglés es una de las <BR>revelaciones de la temporada.

SHAKESPEARE APASIONADO

Director: John Madden Protagonistas: Gwyneth Paltrow, Joseph Fiennes, Geoffrey Rush, Colin
Firth, Ben Affleck, Judi Dench La idea nació de una inquietud del productor y guionista Marc Norman acerca
de la inspiración que habría tenido William Shakespeare para escribir Romeo y Julieta. En su concepto, lo
único que explica la belleza del texto es que su autor hubiera estado perdidamente enamorado. Esta
suposición le dio rienda suelta al proyecto de Shakespeare apasionado, una comedia que no sólo se convirtió
en la sensación de la temporada a partir de su estreno sino que se llevó el mayor número de nominaciones a
los premios Oscar de este año después de haberse ganado varios globos de oro. Las razones de su éxito
son varias. La principal estriba en su originalidad. La película se sitúa en Londres en la década de 1590, época
de esplendor del teatro isabelino gracias a la rivalidad entre dos famosas compañías teatrales. Y aunque
Shakespeare (Joseph Fiennes) ya tiene fama de ser un escritor excelso, vive de repente un período de
bloqueo mental. Desesperado por la falta de inspiración conoce a Viola (Gwyneth Paltrow), una joven y
hermosa actriz que tendrá que hacerse pasar por hombre para ser aceptada en el montaje que prepara
Shakespeare. La pasión encendida entre los dos será suficiente para que el joven Will cambie sus planes y
conciba la que es considerada la historia de amor más famosa de la historia de la literatura. Ambientada con
excelentes decorados y un guión que se funde encantadoramente con la verdadera trama de Romeo y
Julieta, la película trata de imaginar las vicisitudes que hicieron posible _con sus obstáculos y sus
angustias_ la concepción del trágico drama shakespereano. Risueña y teatral, la farsa transcurre con
inteligencia y frescura ayudada de las actuaciones de Paltrow, de Geoffrey Rush y de Judi Dench _cuyo
papel de la reina Isabel, de apenas ocho minutos, le valió una nominación al Oscar a mejor actriz de reparto_,
y sin que la floja caracterización de Joseph Fiennes, como Shakespeare, sirva como atenuante para
opacarla. Shakespeare apasionado es, en últimas, una comedia estructurada que demuestra, una vez más,
que un buen guión es fundamental a la hora de construir una buena película.
Risueña y teatral, la farsa transcurre con frescura por la pantalla
CARTELERA No se la pierda Buena Regular Mala La vida es bella: El director italiano Roberto Benigni
teje una conmovedora comedia en medio de los horrores del holocausto . HHHH Tango: Después de El
amor brujo y Flamenco, Carlos Saura se aproxima con lujo estético a las raíces del tango. HHH12 La
delgada línea roja: A los estadounidenses les empieza a doler la Segunda Guerra Mundial tanto como
Vietnam. HHH Elizabeth: La interesante historia del ascenso y la consolidación de Isabel I en el trono de
Inglaterra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.