Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/25/2013 2:00:00 AM

Star Trek en la oscuridad

En esta segunda película de su nueva etapa, la amistad de Kirk y Spock se fortalece al combatir a un villano interestelar que habla pausadamente. ***

Título original: Star Trek Into Darkness
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: J.J. Abrams
Guión: Roberto Orci, Alex Kurtzman, Damon Lindelof
Actores: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Benedict Cumberbatch.

El señor Spock tiene dos particularidades físicas. Una son sus cejas, que se cortan abruptamente en sus extremos exteriores, haciendo que la sorpresa de su ceño se vea extrañamente virginal. La otra son sus orejas puntudas, que señalan hacia arriba.

Hacia arriba y hacia adentro crece este personaje en la segunda película de la nueva etapa de Star Trek (para quienes llevan la cuenta, es el décimosexto largometraje basado en la serie de televisión producida entre 1966 y 1969).

Como película de ciencia ficción, Star Trek: en la oscuridad parece llenar la plantilla de requerimientos creada hace ya 36 años en La guerra de las galaxias. Hay escenas de extraterrestres exóticos tomándose unos tragos en una discoteca, persecuciones de naves a toda velocidad y planetas extraños y pintorescos. 

La película comienza en uno de estos planetas, como un guiño a la serie de televisión y sus aventuras absurdas y torpes, con efectos especiales primitivos. Pero después volvemos al futuro estilizado, cromado y limpio, que propone esta franquicia en su nueva etapa.

Hay un malo en la película llamado Kahn (otro guiño a la historia del Enterprise) que detesta a los buenos con un odio frío. Su maldad se manifiesta en su lenta forma de hablar, donde vocaliza con cuidado cada sílaba, y en su flequillo indestructible. También en actos terroristas que parecen no tener sentido, aunque eventualmente entendemos que sí lo tienen.

Pero el centro de la película, más que el conflicto con Kahn, es la relación entre el capitán Kirk (Chris Pine), que aparece como un tipo impulsivo y mujeriego que no respeta las reglas, y Spock (Zachary Quinto), su segundo al mando, un vulcano que no entiende chistes ni dobles sentidos y que tiene una mente analítica y poco sentimental. El movimiento hacia adentro que mencionaba al comienzo es la humanización de Spock y hacia fuera es la forma como esa humanización le permite relacionarse con los demás.

Abrams creó las series de televisión Alias y Lost, entre otras, y esta película, como sus series, está llena de personajes secundarios con carácter a quienes les da tiempo de existir. Podemos ver no solo la interacción entre Kirk y Spock, sino de ellos con Scotty (Simon Pegg), el doctor Bones (Karl Urban) y Uhura, la especialista en comunicaciones y novia de Spock (Zoe Saldana). Con tantos personajes, cada uno con sus rabietas particulares, es posible sentirse visitando un mundo cálido y habitado, cargado de historias posibles y apenas sugeridas.

Al verla, da la sensación de volver a una reunión familiar o de ponerse unos zapatos cómodos y bien amansados. Aunque el pacifismo de la serie original (el Enterprise era una nave de exploración, no de combate) se pone en cuestión, nunca tambalea verdaderamente y eso le agrega a la sensación esperanzadora de esta saga de ciencia ficción.

Será interesante ver qué hace Abrams cuando La guerra de las galaxias pase a sus manos (como se anunció este año). 

CARTELERA

**** Excelente     ***1/2 Muy buena      *** Buena      **1/2 Aceptable     ** Regular      * Mala   
El gran Gatsby **
La adaptación del libro de Fitzgerald es un retrato de la era del jazz hipnotizado por sus superficies.

La caza ***½
Tensa película danesa sobre la reacción de una pequeña comunidad ante un hombre acusado de un crimen. 

Posesión infernal **½
La versión de la cinta de 1981 es sangrienta, explícita, cruel y muy tensionante.

En trance **
La pérdida de memoria de su protagonista parece excusar la incoherencia de la nueva película de Danny Boyle. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.