Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2008 12:00:00 AM

Suerte en grande

El cubano Antonio Orlando Rodríguez, ganador del premio Alfaguara con 'Chiquita', presentó en el país su novela ganadora.

Antonio Orlando Rodríguez no tenía entre sus planes enviar su novela Chiquita al premio Alfaguara. Investigó durante cinco años en bibliotecas, archivos y hasta directorios telefónicos la vida de Espiridiona Cenda, la cubana de 66 centímetros que se convirtió en estrella mundial, fue cantante, bailarina y una celebridad del siglo XIX, y que luego el mundo olvidó. Fue meticuloso al reconstruir este personaje que, cuando por fin terminó el libro, le pareció un disparate esperar un año para ver si se ganaba un premio.

Su agente literario lo convenció y ahora tiene el galardón a cuestas. Y no sabe bien qué hacer con la súbita responsabilidad de la fama, al igual que su cubana protagonista. Este escritor, que mientras vivió en Cuba escribió para niños y eludió lo fantástico para evitar la censura, y que luego se exilió en Colombia, Costa Rica y Miami, le debe a la suerte el inicio de su carrera.

"Tuve el privilegio de que mi vecina, cuando era niño, fuera la secretaria personal de Alejo Carpentier en la Editora Nacional de Cuba. Gracias a ella conocí a Verne, Dumas y Andersen porque mi familia no era lectora. Estudié periodismo pero no ejercí. Soy más un investigador literario. Ya fuera de Cuba comencé a escribir de lo que no se podía, pero siempre con un acercamiento a la cultura cubana desde su raíz antes que desde su política". Su novela Aprendices de brujo, que transcurre en Bogotá y La Habana, también se centra en la cultura de su país.

Algo añora de Cuba: la necesidad vital de leer. Su novela ha circulado de mano en mano, no sabe cómo ni a través de qué medio, y cada ejemplar, cuentan sus amigos, tiene de 20 a 30 personas en fila esperando leerla. Por cierto, evita el tema político. "Si fuera sueco, no me preguntarían de política sino del paisaje nórdico", ironiza.

"A 'Chiquita' la reinventé. Era un personaje tan fascinante, que alguien debía haber escrito su historia, pero no. Cuando supe que era virgen para la literatura, la abordé", dice. Después de seis años -cinco de escritura y uno de espera-, el libro acaba de ver la luz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.