Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/02/26 00:00

Syriana

La nueva película del guionista de 'Tráfico' nos confirma las peores verdades del negocio del petróleo.

Syriana

Titulo original: Syriana.
Año de producción: 2005.
Dirección: Stephen Gaghan.
Actores: George Clooney, Jeffrey Wright, Matt Damon, Chris Cooper, Christopher Plummer, Amanda Peet, William Hurt.

Podría comenzar con la siguiente frase: "Hoy vamos a hablar del mundo del petróleo". Porque es eso, una clase, una radiografía de las multinacionales petroleras que han arruinado el equilibrio del planeta, lo que veremos en las dos horas siguientes. Seremos testigos de cómo las familias (en Texas o en Kazajstán) son arruinadas poco a poco por aquel negocio. Conoceremos de primera mano la tras escena que intuíamos en los titulares de prensa. Y aunque nos cueste seguir las cuatro complejas tramas que se cruzan en esta película valiente, aunque Syriana nos exija no pensar en nada aparte de Syriana, todos (incluso los espectadores que tiran la toalla al primer obstáculo) seremos capaces de llegar a la conclusión de que son las horrendas realidades del mercado las que han convertido en héroes trágicos a aquellos personajes. El viejo agente de la CIA interpretado por George Clooney, el joven asesor financiero encarnado por Matt Damon y el investigador empresarial representado por Jeffrey Wright tienen en común una batalla perdida contra el sistema.

Syriana nos revela la verdad del negocio del petróleo, como Tráfico nos reveló la verdad del negocio de la droga. No lo hace con la misma solvencia, no, nunca acaba de devolverle al auditorio todo lo que le pide (entenderla es tan emocionante como entender un elaborado artículo en una revista de economía), pero al final consigue llevarnos al mismo desencanto. Detrás de las dos producciones se encuentran, a fin de cuentas, el talento, el desconsuelo y el arrojo del cineasta Stephen Gaghan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.