Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2015 5:10:00 PM

‘La bacinilla del peltre’, una ópera de lo marginal

Esta obra, compuesta y dirigida por el santandereano Edson Velandia, se presenta en el Teatro Colón entre el 6 y el 7 de noviembre.

Se trata de una puesta en escena que combina teatro y música en vivo, a cargo de la banda ‘Velandia y la tigra’. Definida como “el extraño caso de un estreñimiento radical”, esta obra se ganó hace tres años la Beca de Creación Dramatúrgica del Ministerio de Cultura.
   
Su director, Edson Velandia, habló con SEMANA sobre la obra, cómo la creó, en qué se inspiró y sobre la ‘Ópera rasqa’, un género en el que combina la tradición musical y oral de su región con el humor y el teatro.

SEMANA: ¿Cuáles son las características principales de 'La bacinilla del peltre'?

Edson Velandia:
Es una obra de teatro popular, una ópera grotesca representada por un elenco de adultos y niños, todos espontáneos, sin formación académica, casi todos miembros de la misma familia. La puesta en escena es sobria, combina objetos y muñecos animados a la vista. El lenguaje es coloquial, burdo, poético y patán.

SEMANA: ¿En qué consiste esta historia?

E.V.:
Es la historia de Manrique, un poeta sin gloria que solo puede defecar en su bacinilla de peltre que le regaló su madre cuando era apenas un niño. Manrique y su mejor amigo Lino, un cerrajero sin puertas, están enamorados de una misma mujer, Mariana, una muñeca de la Fuente las muñecas. Ese amor compartido provoca un juego de traiciones  que trae como consecuencia la desaparición de la bacinilla y por ende el estreñimiento radical del poeta.

SEMANA: ¿Cómo se dio la creación de la obra?

E.V.:
Emprendí el proyecto a principios del 2012. Al inicio solo hice taller con los dos actores principales: Carlos Pereira y Eder Chona. Mi idea era hacer la ópera con ellos, dos actores veteranos de Piedecuesta que además tienen vocación para cantar. Luego de un par de meses de trabajar sin tema alguno, se me apareció el norte como por milagro. Una mujer a la salida de una obra de teatro en Piedecuesta se quejó de lo rígida y pretensiosa que le había parecido la pieza y dijo: "por qué mejor no hacen la obra de un man que no puede cagar". Y ahí supe cuál era mi misión.

SEMANA: ¿Cómo se da la combinación entre música y teatro en la obra?

E.V.:
En eso la cosa es muy clásica. Es una obra de teatro cantada, recitada y declamada. La orquesta es un cuarteto acústico, la banda ‘Velandia y la tigra’, que está presente en el escenario todo el tiempo.

El canto no es un canto lírico, sino un canto popular, así como la música, que es inspirada en la música de burdel de pueblo campesino.

SEMANA: La obra se define como una ‘Ópera rasqa’ ¿Qué es eso?

E.V.:
Una ópera de lo marginal, de lo despreciado, de lo grotesco. Producida sin los decorados de la ópera clásica.

SEMANA: ¿Qué espera con esta obra?

E.V.:
Que el público aprenda a valorar mucho más el popó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.