Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1995/10/16 00:00

TIEMPOS MODERNOS

La comedia 'Cazados', con sus enredos de divorcios y sicólogos, se ríe de la tragicómica familia de los 90.

TIEMPOS MODERNOS

POCOS GENEROS en la televisión nacional se han acercado tanto al alma de la familia como las comedias. Hay muchos ejemplos en la historia pero pocos tan definitivos como Yo y tú en los 70 y Dejémonos de vainas en los 80.
La primera de éstas inauguró el género humorístico y reflejó los grandes núcleos tribales. Al ritmo de La gata golosa y al calor del ajiaco con pollo, Yo y tú transcurría en una gran casona que guardaba bajo su mismo techo santafereño abuelos con reumatismo, histéricas tías solteronas y vecinos en un plácido cuadro de amas de casa hacendosas, sirvientes fieles y señores muy puestos y muy majos aunque sin profesión conocida. Este costumbrista y sofocado hacinamiento produjo todo tipo de situaciones descabelladas que ininterrumpidamente atrajo por casi 30 años a todo tipo de televidentes.
Ya en los 80 (continuando hasta el día de hoy) fue un nuevo modelo familiar el que radiografió la idiosincrasia nacional. Los tiempos eran otros y esta comedia tuvo el acierto de cambiar los grandes clanes patriarcales por un modelo de familia compacto. En ésta, aunque Renata continuaba siendo una mujer de la casa, Juan Ramón ya tenía una profesión bastante liberal, era un periodista con sueldo de tal y debía hacer esfuerzos para sacar a pasear a sus hijas y a sus mellizos a la Costa cada año.
En la misma tradición surge ahora una nueva comedia que, aunque apenas empieza, al menos ha acertado en la observación de la nueva estructura familiar de los 90. La comedia Cazados la ha definido muy bien. Se trata de una pareja profesional: Gabriela (Celmira Luzardo), una hábil corredora de propiedad raíz, y Daniel (Ernesto Benjumea), un ejecutivo exitoso. Tienen una sola hija, muy poco sentimental por lo demás, y una empleada 'gomela' que en nada se parece a las maternales y regordetas Saturnina y Josefa. Después de una traumática separaciòn, la pareja vive en dos apartamentos frente a frente. El espacio, las situaciones, la oficina, el portero y los conflictos definidos hasta ahora tienen madera para medirle el pulso a la vida moderna, donde los sancochos se cambiaron por las hamburguesas y las visitas al cura por las costosísimas sesiones con el sicólogo. Aunque la propuesta apenas empieza cuenta con la credibilidad que le da la dirección de Andrés Marroquín (el realizador de De pies a cabeza y Asunción), el regreso a la pantalla chica de la excelente actriz Celmira Luzardo y el talento del principiante Ernesto Benjumea, una combinación que promete.


UN SUEÑO PARA FLORA

FLORA MARTINEZ ES HASTA EL momento la actriz más opcionada para protagonizar El colombian dream, la nueva película de Felipe Aljure, el director de La gente de La Universal. Flora estará al lado de otros tres adolescentes, quienes representarán una banda de salseros, obsesionados con los sueños del cine y que se enredan en muchos negocios turbios para obtener sus ilusiones. Otro de los actores ya confirmados es el cubano Roberto Escobar y la música la hará Alfredo de la Fe. La película, que tendrá un tono mucho más poético y fabulador que el de La gente de La Universal, comenzará a rodarse en enero.


PARA VER...

CINE A LA LATA: NOSFERATU
CANAL 3, DOMINGO 24, 10 P.M.
ESTA PELICULA hace parte de la saga de filmes inspirados en la novela Drácula de Bram Stoker.
Nosferatu es una versión de los 70 en la que el joven cineasta Werner Herzog le hace un homenaje a la película del mismo nombre rodada por F. W. Murnau en 1921, uno de los maestros del cine mudo germano. Herzog hace un remake, plano por plano, de aquella portentosa cinta que marcó la cúspide del expresionismo alemán, pero con la ayuda de una épica banda sonora a cargo del grupo de rock Popol-Vuh. Klaus Kinski, Isabelle Adjani y Bruno Ganz son los protagonistas de esta historia de terror del siglo pasado, remozada por un director vanguardista que hizo parte de una generación, junto a Rainer W. Fassbinder y Wim Wenders, que le cambió la cara al cine alemán.


CRONICA URBANA
CANAL 3, VIERNES 22, 9:30 DOMINGO 24, 1 P.M.
ESTE ESPACIO documental fue una idea original de Gloria Triana, que en su primera época trató de explorar, con un adecuado tratamiento visual, los procesos y fenómenos sociales de los que se nutre la capital. Sin embargo, aunque empezó con un equipo profesional de realizadores, su nivel de calidad se descuidó muchísimo y finalmente terminó convirtiéndose en una insípida agenda cultural. Crónica Urbana entra en una segunda etapa. Para ello ha reunido a documentalistas de trayectoria como Silvia Amaya y camarógrafos excelentes como Rodrigo Lalinde y Carlos Sánchez.
Esta semana Juan Carlos Delgado trae una historia sobre los entornos universitarios y expone la tesis de que estos lugares, que en una época fueron ámbitos para el movimiento de ideas, ahora se han reducido al vacío y la fuga existencial.


CABALGATA DEPORTIVA GILLETE
CANAL A, MIERCOLES 20, 11 P.M.
ESTE ES un nuevo espacio deportivo que con transmisiones vía satélite traerá a las pantallas colombianas lo mejor de los eventos internacionales.
Esta semana presenta el Grand Prix Fórmula 1 en Hungría, el juego amistoso entre las selecciones de fútbol de Brasil y Japón, la final del Infiniti Open de tenis entre Michael Stich y Tomas Enquist, y en su sección de nostalgia la vida del atleta checo Emil Zatopek, ganador de los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.