Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/3/1995 12:00:00 AM

TIEMPOS VIOLENTOS

Con esta película de brillantes diálogos y sorprendente humor Quentin Tarantino rescata lo mejor del cine negro.

DIRECCION: QUENTIN TARANTINO
INTERPRETES: JOHN TRAVOLTA, SAMUEL JACKSON, BRUCE WILLIS, UMA THURMAN
CON SOLO DOS películas dirigidas y un guión que causó escándalo, el joven realizador Quentin Tarantino ha logrado asegurar un sitio de privilegio dentro de los directores independientes. Graduado de la escuela de Robert Redford, Sundance Institute, desde su primera cinta, Reservoir DoRs (1992), Tarantino comenzó a madurar un estilo que lo ha hecho merecedor de múltiples elogios de la crítica. En sus manos el cine negro ha retornado con una fuerza que se creía perdida.
Buena parte de su triunfo se debe al humor de sus libretos. Un humor macabro en el guión que escribió para la película de Oliver Stone, Asesinos por naturaleza, y encuentra su esplendor en Tiempos violentos (Pulp Fiction). El filme fue la mejor película del pasado festival de Cannes y está nominada al Oscar 1995 en siete categorías, incluidas las de mejor película, mejor actor, mejor actor, de reparto y mejor director.
Tiempos violentos está narrada a la manera de las historietas tradicionales. Los protagonistas van saltando de relato en relato, algunas veces como personajes secundarios, otras como centro de la trama, pero siempre conservando su lugar en la gran historia principal: una historia por lo demás sin orden cronológico, tal y como suele suceder en los comics negros de antaño. La película sigue la vida de dos matones (John Travolta y Samuel Jackson) al servicio de un mafioso. Alrededor de ellos se van tejiendo sucesos del bajo mundo, independientes entre sí pero al fin y al cabo eslabones del desenlace, que no necesariamente coincide con el final de la película: una cita entre el matón y la mujer del gangster (Uma Thurman): un boxeador que se juega la vida en una pelea arreglada (Bruce Willis); un par de ladronzuelos intentando volverse expertos, todo esto cruzado por dos características que hacen de esta realización un lujo de su género: el humor negro, presente en cada secuencia, y los magistrales diálogos.
Con suficientes argumentos para llevarse el Oscar en sus categorías respectivas, John Travolta y Samuel Jsickson conforman una pareja capaz de hacer historia. Travolta, estigmatizado por Fiebre de sábado por la noche, realiza uno de los mejores papeles de su carrera sin hacer el escándalo al que suelen estar acostumbrados los que quieren ser nominados a mejor actor. Jackson, por su parte, opaca en más de una ocasión a su compañero de fórmula.
Aunque los momentos de violencia son descarnados, Tiempos violentos no es tan salvaje como la han querido pintar algunos medios. En todo caso es menos violenta que cualquiera de los Rambos y duros de matar que los televidentes han visto ya en sus hogares en horario triple A. El de Tarantino es un filme que supera la acción y rescata el cine negro con todo su triste sabor a podredumbre hasta en las más divertidas escenas. La película hace reír, sin que eso signifique que eso sea gracioso. Esa ambiguedad es quizás su mayor atractivo.

EL AMANTE
Luego de múltiples inconvenientes, por fin se estrenó la versión cinematográfica de la novela de Marguerite Duras.

DIRECTOR: JEAN-JACQUES ANNAUD
PROTAGONISTA: JEAN MARCH Y TONY LEUNG
SUFICIENTEMENte comentada por los medios de comunicación desde que hace más de seis meses anunciaran su obstaculizado estreno, es probable que El amante sea ya más conocida por lo que se ha escrito de ella que por lo que se ha visto en pantalla. Por eso no sería raro que la expectativa engañe al espectador y su imaginacion sea superior a esta primera versión cinematográfica de la exitosa novela homónima de Marguerste Duras.
El director es Jean-Jacques Annaud, conocido por El oso, La guerra del fuego y El nombre de la rosa. Los protagonistas, la frágil pero bien formada Jane March y Tony Leung, un actor que sabe romper los estereotipos dramáticos de Hollywood para hacer de su papel una interpretación sobria y, sin embargo, con una energía interior que envidiarían muchas celebridades de Estados Unidos.
La película es la historia del romance entre una niña de 15 años, de vacaciones en Indochina (March), y un riquísimo hombre joven (Leung) de la comunidad china de Saigón. Es la autobiografía de la propia Duras sobre su adolescencia en Oriente. Cargado de imágenes insinuantes, el relato de este amor imposible va sucediendo lentamente, guiado por una asfixiante atmósfera que le brinda el ritmo al filme: en semejante calor pareciera que no se moviera una hoja; y así también transcurre la relación entre el chino y la jovencita. Casi sin palabras, llevados sólo por el lenguaje de sus cuerpos sofocados y frenéticos, como si supieran, de seguro, que cada encuentro iba a ser el último.
Todo en la película sucede con una quietud pasmosa y, no obstante, está llena de detalles que la impulsan en su desarrollo. Importante todo el romance y no sus consecuencias.
Por supuesto, no es fácil desligar la obra cinematográfica de la novela original, y es apenas obvio que la riqueza literaria de la obra de Duras es un encantamiento de difícil resolución en la pantalla. Pero El amante de Annaud logra una aproximación brillante con un lenguaje propio que la desprende de la sombra de Duras, algo que siempre buscan los directores cada vez que quieren interpretar la literatura en imágenes. En este sentido, Annaud sale bien librado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?