Martes, 21 de febrero de 2017

| 1989/11/13 00:00

TIRANDO PASO

La lucha de un grupo de jóvenes por alcanzar la fama, en la primera película de Richard Baskin.

TIRANDO PASO

"A un puso de la fama" (Sing)
Dirigida por Richard Baskin
Con Lorraine Bracco, Peter Dobson y Jessica Steen.

Todos los años, miles de muchachos de las escuelas de Nueva York se preparan durante varios meses para participar en uno de los más reñidos y concurridos concursos donde probarán ante los demás y ante ellos mismos lo que saben hacer en distintas actividades artísticas. En escenarios sencillos y ante una multitud que los aplaude y los estimula, aun cuando se equivocan, los jóvenes cantan, bailan, interpretan fragmentos dramáticos o cómicos, pintan y se expresan de mil maneras ante una audiencia que en muchas ocasiones contiene caza-talentos, esos que son frecuentes en Hollywood y Broadway para descubrir nuevas estrellas. Es el concurso llamado Sing. De esos escenarios modestos, varios años atrás, surgieron por primera vez muchachos que después se llamarían Neil Diamond, Barbara Streisand, Paul Simon o Art Garfunkel.

La película "A un paso de la fama" es un retrato de este concurso, lo que pasa cuando tres personajes se ven arrastrados por todas las emociones, la tensión salvaje, la degradación, la gloria efímera, la ambición, el talento y, sobre todo, las ganas de escapar al infierno que los jóvenes comparten en las calles. Sin ánimo moralista, el director Richard Baskin y el guionista Dean Pitchford se dedican a mostrar el mecanismo interior de ese concurso que despedaza las ilusiones de muchos, mientras los tres personajes intentan comprender todo cuanto está ocurriendo a su alrededor.

Los aficionados a la música rock tienen una banda excepcional, con más de 20 títulos que van desde You don't have to ask me wice, pasando por Birthday Suit, hasta llegar a Romance y One more time. La música es uno de los elementos claves en esta película concebida por jóvenes artistas sobre un mundo que se renueva todos los días, mientras la competencia, esta competencia, es la única oportunidad de supervivencia que les queda a estos personajes.

"Arma mortal 2" Dirigida por Richard Donner
Con Mel Gibson y Danny Glover.

Alguien, a propósito de esta película de Richard Donner (realizador de "La profecía" y otras estupendas películas de acción), afirmó que era un retrato perfecto de la realidad cotidiana que avanza más allá de las puertas del teatro. Que los espectadores ejercen el masoquismo con ganas, lo demuestra el que "Arma mortal" sea una de las cinco películas que durante el verano norteamericano sobrepasaron la marca de los 100 millones de dólares en taquilla, al lado de "Batman", "Indiana Jones", "Cazafantasmas II" y "Cariño, he reducido a los niños".

Nos topamos de nuevo con dos personajes policiacos que nada tienen en común, Roger Murtaugh y Martin Riggs, interpretados por Danny Glover y Mel Gibson, lanzados a las calles de Los Angeles, cada vez más sombrías y peligrosas, y en esta ocasión con diplomáticos Implicados en oscuros asuntos.

Esta secuela de "Arma mortal" es inferior a la primera, menos fresca, menos sorprendente, sin el elemento destructor que habia en la personalidad del policia interpretado por Gibson. Ya no quiere suicidarse y ahora hasta se enamora de una rubia, mientras su compañero negro sigue siendo un ejemplo de cordura. Pero hay más violencia, más suspenso, más droga, más cadáveres, más sangre y eso es lo que le gusta al espectador, quien busca sublimar en la pantalla todo el horror que anda por las calles de las ciudades colombianas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.