Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/25/2015 1:23:00 PM

La obra con títeres porno en Medellín

Una original forma de erotismo en clave de parodia se presenta desde hace algunos años en la capital antioqueña.

En un camerino del Pequeño Teatro, una sala emblemática en el centro de Medellín, actores colombianos se preparan, con gemidos y un guion digno de una película porno, para su próxima presentación: títeres para adultos donde todas las fantasías valen.

El espectáculo, Títeres porno: una experiencia artística con escenas de sexo explícito, busca recrear con marionetas situaciones eróticas "subidas de tono", según explicó a la AFP una de sus creadoras, María Zulima Ochoa.

La obra plantea desde relaciones homosexuales, sexo con animales, stripteases e intimidad entre dos primos, hasta un compendio de consejos sexuales de una empleada doméstica a su patrona.

"Es una parodia absoluta", dijo Ochoa, que además de directora de la compañía es una de las actrices que manipula marionetas en el show.

Los muñecos de espuma, de unos 50 cm de alto, buscan ser lo más realistas posibles, pero con la exageración propia de la parodia.

"Por ejemplo, los penes son gigantes. Y como aquí hay mucha silicona y muchas nalgas postizas, entonces se buscó mostrar eso también", contó Ochoa.

Erecciones, orgasmos y gritos de placer: la obra no escatima detalles para regodearse, durante una hora, en el sexo y sus muchas variantes.

"Era casi tan real que uno alcanza a excitarse un poco", confesó a la AFP Estella Agudelo, una veinteañera que esta semana presenció el espectáculo junto a otras 50 personas.

Esa noche, entre exclamaciones, risitas y sonrisas, el público siguió las andanzas amatorias de las marionetas sin resquemores. Pero no siempre ha sido así.

"Hay gente que se muere de la risa, pero hay gente que se sale de la función", dijo Ochoa.  Incluso, cuando estrenamos la obra en 2008, hubo llamadas con quejas de que fuéramos a hacer algo tan escandaloso", añadió.

Unas 15.000 personas vieron la obra hasta ahora en Medellín, Bogotá y Cali, principales ciudades de Colombia, pero también en festivales internacionales, desde Nueva Zelanda hasta Eslovenia y Cuba. Para septiembre, la compañía prevé presentarse en Miami.

Pero aunque el objetivo es entretener, "implícitamente hay un mensaje de tolerencia hacia la diversidad sexual" y, sin ánimo de ser moralistas, de educación, agregó Ochoa, poniendo como ejemplo el uso del condón por parte de las marionetas, que obviamente se desnudan ante el público.

La propuesta se gestó en 2008 con la fundación de Adentro Producciones, una compañía artística conformada por un grupo de actores y actrices profesionales que buscaban abordar la sexualidad desde un concepto de entretenimiento cultural tolerante e inclusivo.

La obra, una creación colectiva de Ochoa y sus colegas Girleny Patricia Carvajal, Maribell Arango, Jhon Viana y Carlos Pérez, nació inspirada en los títeres eróticos del grupo argentino "69 a la cabeza", que desde el teatro alternativo propone "una orgía inimaginada".


Vea más en este video:

Con información de AFP.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.