Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2001/02/05 00:00

A todo vapor

Gas Natural le apuesta a la cultura con una inversión de un millón de dólares en patrocinios a exposiciones, cine y espectáculos.

A todo vapor

En epoca de crisis son pocas las empresas que le apuestan a invertir en asuntos ajenos a su actividad inmediata. Mucho menos en un tema tan intangible (en términos monetarios) como la cultura y mucho menos un millón de dólares, cifra que la empresa Gas Natural le ha destinado a su agenda cultural para el año 2001. Esto significa que los bogotanos podrán asistir gratis a conciertos de primer nivel en la Media Torta, a exposiciones de artistas colombianos y latinoamericanos de primer nivel, podrán disfrutar de una velada de cine en los principales parques de la ciudad y ver teatro callejero en diversos barrios de la ciudad. Gas Natural ya lleva un año patrocinando eventos culturales, entre ellos las exhibiciones en el Callejón de las Exposiciones del Teatro Municipal, el Festival de Teatro Callejero (en asociación con el Teatro Nacional), el programa Efemérides en la emisora Hjck El Mundo en Bogotá y la exposición de arte peruano precolombino en el Museo Nacional. Este año piensan ampliar su radio de acción y tienen previsto patrocinar la sala Marta Traba del Museo de Arte Moderno de Bogotá y, en los próximos cinco años, la sala de exposiciones temporales del Museo Nacional, para patrocinar eventos de la envergadura de ‘Picasso en Bogotá’. Para Javier Hernández Sinde, gerente ejecutivo de la empresa, Gas Natural tiene como filosofía empresarial su compromiso con la comunidad y para ello trabajan en tres áreas estratégicas: cultura, educación y medio ambiente. “Nos interesa realizar programas que tengan la mayor difusión posible”, dice. Agrega que están muy contentos por la respuesta del público, que ha disfrutado sus programas de teatro callejero y las exposiciones que se han llevado a cabo en el Callejón de las Exposiciones. Con esta apuesta Gas Natural también quiere enviar el mensaje de que vale la pena invertir en cultura y, como manifiesta Hernández, “animar a la empresa privada para que se involucre en la actividad cultural para complementar el papel del Estado, tal como ocurre en otros países del mundo”. Es una apuesta al futuro del país pues, como señala Hernández, “la cultura sirve para unir y comprendernos mejor. Es un símbolo de paz”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.