Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2011 12:00:00 AM

Todos tus muertos

Los realizadores de ‘Perro come perro’ han hallado otra imagen contundente para resumir el conflicto colombiano. ***

Título original: Todos tus muertos

Año de estreno: 2011

Género: Comedia negra

Dirección: Carlos Moreno

Guion: Carlos Moreno y Alonso Torres

Actores: Álvaro Rodríguez, Jorge Herrera, Martha Márquez, Harold de Vasten, John Álex Castillo.
 
El comienzo es la prueba reina de la valentía de Todos tus muertos. Salvador, un campesino bizco que solo se mete en sus asuntos, se levanta a trabajar en los cultivos igual que cada día. Pero apenas da unos pasos adentro del maizal, se encuentra cara a cara con una montaña de muertos. Es domingo de elecciones en aquel pueblo hirviente del Valle: todo, desde la impaciencia del gobernante del municipio hasta el nerviosismo del comandante de la Policía, desde el silencio de la comunidad hasta el ruido inútil de los comunicadores, parece indicar que se trata de unas votaciones de vida o muerte. Pero Salvador, un hombre triste que aún aspira a encontrarle sentido al absurdo que lo rodea, recorre el caserío en busca de alguien que pueda ayudarlo a sacar todos esos cadáveres de su pequeña propiedad. No quiere que ni su esposa ni su hijo sean testigos de semejante masacre. Quiere que lo dejen en paz. Y hará lo que esté en sus manos para lograrlo.

Así, como un poema que se desenvuelve desde un primer verso contundente, como una extraña obra de teatro que sucede en la tras-escena de un día electoral en tiempos sin dios ni ley, avanza esta sátira arriesgada: Todos tus muertos. Menciono su ‘valentía’ pues nunca cede al humor fácil ni aprovecha la situación en la que se encuentra el protagonista para montar una trama de suspenso: uso la palabra ‘valentía’ porque exige atención, porque asume el ritmo que le da la gana, porque, en suma, pone al espectador en aprietos con una historia que más bien parece una pesadilla ajena. Quizás, hacia la mitad de la proyección, pida demasiado. Quizás, en su empeño de probar este absurdo que convierte a los cadáveres en cifras y en objetos, en su empeño de serle fiel a la realidad sin sentido que se vive en tantos parajes colombianos, empantane más de la cuenta una narración que merecería la velocidad de las sátiras.

Sí, hay un momento en que Todos tus muertos se queda quieta, porque, repito, se la juega toda por recrear la lógica enrevesada del país (‘el proceso’ que Kafka vaticinó combinado con el infierno de la guerra), pero su fotografía, ganadora del Festival de Sundance, nos sostiene la mirada, su producción impecable inspira un respeto que impide descartarla y las actuaciones memorables del elenco comandado por Álvaro Rodríguez nos sacan del aturdimiento. Y finalmente, todo, el letargo, la rareza, los símbolos que se toman la pantalla, hace parte de la cuidadosa puesta en escena del cineasta caleño Carlos Moreno. Moreno ya había probado en su primera película, la notable Perro come perro (2008), que es un buen narrador cargado de indignación: que sus relatos llenos de humor buscan una imagen que revele, que resuma, que represente nuestra violencia.

La montaña de cadáveres de su segundo largometraje es, en ese sentido, un hallazgo escalofriante.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.