Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1991/11/04 00:00

TOME ASIENTO

Sólo falta un empujón para que el Teatro Jorge Isaacs, de Cali, vuelva a ser una realidad.

TOME ASIENTO


A COMIENZOS DE siglo buena parte de los concertistas Internaclonales que llegaban a Colombia debían hacer su ingreso por el Pacìfico. Su paso por Cali fue generando allí una prolífica actividad cultural. Tanto así que en 1930 un amante de las artes, el comerciante alemán Hermann Bohmer, encargó la construcción de un teatro que permitiera la permanencia de tan refinado espíritu.
El resultado fue el Teatro Jorge Isaacs, que durante muchos años ofreció una programación excepcional, hasta cuando debió convertirse en sala de cine por problemas económicos.
Declarado monumento nacional en 1984, por formar parte del patrimonio arquitectónico de Cali, la Corporación para la Cultura decidió remodelarlo y devolvérselo a la ciudad con su vocación inicial.
Después de que entidades pùblicas y privadas han esculcado sus bolsillos para hacer posible esta ambición, la corporación acaba de lanzar la campaña

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.