Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1984/01/23 00:00

TRADICION DE OTOÑO

Purcell, Haendel y Gounod compusieron en homenaje a Santa Cecilia, patrona de la música

TRADICION DE OTOÑO

También en Londres durante el siglo XVII la fiesta anual de la santa patrona de la musica se celebraba con un oficio religioso matinal organizado por la Sociedad Musical. Tal efemérides estaba encaminada además a defender la música en las catedrales de las continuas críticas de los puritanos en ascenso. Desde 1683 este homenaje musical a Santa Cecilia se convirtió en una tradición cada otoño. Henry Purcell, uno de los más destacados músicos ingleses de todos los tiempos, compuso cuatro odas para dichos festejos. "La Oda a Santa Cecilia" de 1692 y el "Te Deum" de 1694 para solistas, coros, dos trompetas y cuerdas alternan pirotecnias con recogimiento, homofonía con polifonía, todo en honor de la mártir benefactora de la música, considerada como "la armonía divina del universo", así como lo intuyeron Pitágoras, Copérnico y Goethe. La mayor parte de las partituras religiosas de la época se llevaron a cabo a través de un género solemne denominado "antífona", cultivado con predilección el día de la Santa. De éstas antífonas inglesas cecilianas, las más notables son las anteriormente mencionadas de Purcell.
A partir de un poema de John Dryden, uno de los más importantes escritores ingleses del siglo XVII, Georg Friedrich Haendel compuso dos obras en honor de la mártir romana, auténticos hitos musicales en esta larga tradición: la "Oda para el día de Santa Cecilia" y el "Festín de Alejandro" de 1736. Mientras la primera obra está considerada como de menor importancia respecto a la segunda, el "festín" es una recreación refrescanie y novedosa del viejo tema, esta vez en una versión emotiva y dramática, intensa y exaltada. Catalogado estéticamente como un oratorio así no requiera de decorados ni de escenarios, es la primera de una serie de composiciones estelares del músico alemán radicado ya en Inglaterra: "Saúl", "Israel en Egipto", "El Mesías", "Sansón y Baltasar". Con el dramatismo heroico del oratorio y la concentración musical de la oda, el "Festín de Alejandro" es una obra casi sinfónica que combina con gran riqueza contrapuntística el recitativo, el aria y el coro. Bajo su múltiple colorido conviven lo alegre y lo trágico, lo trascendente y lo sensual.
Charles Gounod compuso en 1855 la "Música solemne Santa Cecilia", quizá la obra religiosa más importante de uno de los músicos y místicos franceses del siglo XIX más interesantes. Durante una breve estadía en Roma, Gounod sucumbió a dos invencibles pasiones: la lectura del Fausto y el conocimiento de la polifonía italiana del siglo XVI. Fueron tales sus impresiones concebidas bajo el cielo mágico de la Capilla Sixtina que estuvo a punto de vestir los hábitos carmelitos a su regreso a París. Por esos días compuso su misa solemne en un esfuerzo por vincular estrechamente las muchas resonancias comunes existentes entre Palestina, Haendel y Bach. esfuerzo que se vió compensado ampliamente gracias a su profunda sensibilidad músicoreligiosa. La melodía instrumental y coral de su misa a Santa Cecilia es un claro ejemplo de madurez, nobleza y sentimiento musicales.
Discografía recomendada:
1. Marc-Antonie Charpentier, "Caecilia, Virgo et Martyr". Conjunto vocal e instrumental "Les Arts Florissants". William Christie, director. disco Harmonia Mundi HM 10066, Saint-Michel de Provence, 1980.
2. Henry Purcell, "Oda a Santa Cecilia". Orguesta de cámara Kalmar de Londres. Sir Michael Tippett, director. Coros Ambrosianos dirigidos por Alfred Deller. Disco Harmonia Mundi HM 5110, Saint-Michel de Provence, 1973.
3. Henry Purcell, "The Deum et Jubilate Deo". Deller Consort. Alfred Deller, director. Disco Harmonia Mundi HM 207, Saint-Michel de Provence, 1968.
4. Georg Friedrich Haendel, "Alexander's Feast". Coros y orquesta Oriana. Alfred Deller, director. Discos Harmonia Mundi HM 5104-05.
Saint-Michel de Provence, 1981.
5. Georg Friedrich Haendel, "Ode for St. Cecilia's Day" Concentus Musicus de Viena. Nikolaus Harnoncourt director. Disco Telefunquen A W 6.42349, Hamburgo, 1978.
6. Charles Gounod, "Misa solemne Santa Cecilia". Orquesta y Coros de Praga. Igot Markevitch, director.
Disco Deutsche Grammophon 13911, Hamburgo, 1982.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.