Martes, 16 de septiembre de 2014

| 1993/04/05 00:00

Tras bambalinas

Luego de una temporada exitosa en Bogotá, "Divas de medianoche"inicia en Cali una gira por diversas ciudades.

Tras bambalinas

NO ES LA PRIMEra vez que se lleva al escenario una historia de las que suelen suceder tras bambalinas. Pero es, seguramente, la primera vez que se emprende una propuesta de este tipo con base en los parámetros que rigen el trabajo de los artistas en Colombia.
Creada y dirigida por Rubén Cuello, Divas de medianoche pone al descubierto ese oficío en el que muchas veces se llora en el camerino, y a los pocos segundos se debe reír sobre las tablas. Parecería algo muy fácil: al fin y al cabo es el día a día de los actores.
Pero en el fondo, es el desafío de dejar en desnudo el alma, es atreverse a contar las intimidades de un trabajo en el que surgen muchos más problemas de los que el público imagina.
Cuello es conocido en Colombia por su trabajo en la coreografía de Doña Flor y sus dos maridos,y por la dirección de Vereda tropical, dos espectáculos musicales que han logrado despertar en el público un interés creciente por esta modalidad del teatro, que ha tomado ingredientes del music hall, del café concierto y de la mas tradicional comedia. A su lado, dos actrices de trayectoria protagonizan su más reciente creación: Dora Cadavid y Patricia Grisales.
A ellas les corresponde en esta ocasión contarles a los espectadores que en el trabajo de las divas no todo son aplausos, sonrisas y éxito; que no son esas diosas que tantos creen ver en su figura, sino seres de carne y hueso que deben enfrentarse a las rivalidades de sus compañeros, al trato a veces injusto de los productores, a las frustraciones por una escena que no ha salido como es, a la crítica que pone en peligro su carrera, a los problemas que genera en el hogar un trabajo de estas condiciones y al rebusque de nuevos papeles que sigan confirmando su popularidad.
Se escogieron dos mujeres con una marcada diferencia en su edad, para enfrentar los sueños del estrellato a la realidad de lo cotidiano.
Luego de una exitosa temporada de cuatro meses en Bogota, Divas de medianoche inicia esta semana en el Teatro Municipal de Cali, a partir del martes 9 una gira por diversas ciudades del país, para viajar después al próximo Festival de Teatro de Buenos Aires.

La obra, escrita originalmente por Miguel Martín Hernández, combina la canción con el parlamento tradicional, en un juego de humor y dramatismo que pretende mostrar las dos caras de esa moneda que es el trabajo artístico. Así, los espectadores tienen la oportuniad de reír, pero al mismo tiempo de reflexionar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×