Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/02/05 16:13

Reconocimiento a la literatura infantil colombiana

Cuatro connacionales se consagraron entre los mejores exponentes de la literatura infantil del mundo.

Reconocimiento a la literatura infantil colombiana Foto: Archivo particular

Tres obras de autores colombianos fueron incluidas en la lista de honor de la International Board on Books for Young People (IBBY). La organización con sede en Suiza selecciona cada año los libros de mayor calidad en el mundo para niños y jóvenes. 

Triunfo Arciniegas, Amalia Satizábal y María del Sol Peralta se consagraron entre los mejores exponentes de la literatura infantil del mundo, además de otros 170 seleccionados. La escritora Claudia Rueda, por su parte, fue postulada al Hans Cristian Andersen 2016. La IBBY no solo reconoce el trabajo de autores, ilustradores, traductores y sellos editoriales, sino que alienta la producción de nuevas obras y difunde entre los lectores del país títulos que "enriquecerán su experiencia vital".

Tres creadores, tres obras

La Lista de Honor IBBY es un catálogo bienal de los libros para niños y jóvenes que se han publicado en el mundo en los tres años previos a su edición y que se destacan en las categorías de autor, ilustrador y traductor. Este catálogo se difunde entre las instituciones más reconocidas de libro y la lectura e incluye una exposición itinerante en las principales ferias y eventos internacionales relacionados con el libro infantil y juvenil, incluyendo la Feria de Bolonia.

Los creadores que representarán a Colombia en la lista 2016 son:

Triunfo Arciniegas, en la categoría de autor, por su trabajo en Letras robadas, libro editado por Océano Travesía.

Clara es una niña con mucha imaginación, por eso a medida que pasa por los puestos del mercado al que acompaña a su mamá todos los sábados, hace guiños a múltiples y variadas historias sobre quienes encuentra a su paso y le cuenta al lector sobre su gusto por la escuela, su colección de dientes y otras peculiaridades que la hacen distinta a lo que se espera de una niña de su edad. También menciona su dificultad al leer: se come letras y palabras enteras. Las ilustraciones de Claudia Rueda, hechas con lápices de colores, están llenas de detalles que invitan a detenerse en cada imagen y, a la vez, narran un relato paralelo al del texto. Los hilos narrativos de texto e ilustración dialogan entre sí y generan una tercera historia que expande el horizonte narrativo de la obra; quizás los ratones no solo coleccionan dientes sino también las letras que se come Clara al leer.

Amalia Satizábal, en la categoría de ilustradora, por el libro Emma y Juan, editado por GatoMalo.

Juan tiene una nueva vecina, Emma, y decide darle la bienvenida invitándola a tomar el té, algo inusual en él. La compañía de Emma le maravilla y contraría a la vez, pues es curiosa y extrovertida. Ella lo invita a cenar al día siguiente y Juan decide obsequiarla con algo más propio de su carácter; su regalo genera un desencuentro entre ellos y demuestra que sus personalidades se oponen. Pero los contrarios se complementan y Emma y Juan están a punto de vivenciarlo. Con ilustraciones llenas de movimiento, que se centran en el blanco y el negro al retratar a Juan y muestran una amplia paleta de colores vivos cuando se trata de Emma, Amalia Satizábal logra un lenguaje sumamente expresivo que complementa la sencillez textual de la obra.

María del Sol Peralta, en la categoría de traductora, por el libro Versos de no sé qué. Antología poética de João Manuel Ribeiro (comp.), editado por Panamericana.

Antología poética que recoge la obra de seis poetas portugueses de la actualidad. La traducción del portugués al español muestra un manejo limpio y cuidadoso tanto del sentido como de la musicalidad y la estructura de los poemas, logra una adecuada transmisión del mensaje y concreta las imágenes poéticas. La selección de los poemas tiene unidad y recoge temas sencillos que apelan a la infancia: el deleite por los sabores y la comida, la intensidad de los colores, la curiosidad que generan animales como las hormigas, las gaviotas y los gatos, el repiqueteo de un aguacero, los sonidos de los instrumentos musicales y sentimientos como el cariño y la alegría. Es una poesía sencilla de comprender que genera empatía y el disfrute de las palabras. La edición es muy bella; las ilustraciones acompañan los textos e invitan a los lectores a enamorarse del género literario de la poesía, independientemente de su lengua original.

Claudia Rueda, candidata al Hans Cristian Andersen 2016

A su vez, Fundalectura nominó a la colombiana Claudia Rueda al premio Hans Christian Andersen 2016, el reconocimiento internacional más importante a la literatura infantil y juvenil. Rueda es autora e ilustradora de más de veinte libros para niños. Su trabajo ha sido descrito como ingenioso, refinado y de permanente exploración gráfica. Sus libros, que se han publicado en México, Colombia, España, Asia y los Estados Unidos y se han traducido a diez idiomas, han recibido varios premios, entre los que sobresalen el Nati per Leggere de Italia, la selección del New York Society of illustrators Original Art Show y la Lista de Honor IBBY.

Estos son algunos de los libros que le han merecido esta nominación:

Todo es relativo
Claudia Rueda
Ilustrado por la autora
Océano Travesía, 2011



La ilustración, a dos tintas, cuenta la historia de una persecución que divierte a los pequeños y les permite ponderar distintos conceptos según las circunstancias por las que atraviesan el ratón y gato que le persigue. Una historia llena de picardía que invita a los bebés a pensar y seguir distintos rastros.

No
Claudia Rueda
Ilustrado por la autora
Océano Travesía, 2009

Llegó el invierno y mamá oso llama a su hijo a hibernar. El osezno se resiste, pues quiere seguir descubriendo el mundo. De repente, empieza una tormenta y la picardía del osito halla eco en la ternura de su madre. La nieve se apodera de la hoja, devorando los colores de esta escena que es un espejo de la cotidianidad de cualquier familia.

Dos ratones, una rata y un queso
Claudia Rueda
Océano Travesía, 2009



Aquel ratón tenía hambre, mucha hambre, pero cuando encontró el enorme trozo de queso, antes de poder hincarle el diente, descubrió también que no estaba solo para disfrutarlo. La disputa estaba servida. En ese preciso instante apareció una rata vieja y astuta que les propuso a los dos contrincantes una solución que resultó ser un poco extraña.

Tanto la Lista de Honor IBBY 2016 como el nombre de los ganadores del premio Hans Christian Andersen se revelarán el 4 de abril durante la Feria Internacional del Libro Infantil de Bolonia y los diplomas y medallas correspondientes se entregarán el 20 de agosto de 2016, en el 35º Congreso Internacional de IBBY, que tendrá lugar en Auckland, Nueva Zelandia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.