Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/1994 12:00:00 AM

TRES DE CORAZONES

Dos lesbianas y un 'gigolo' en una comedia de amor que no alcanza a desarrollarse.

TRES DE CORAZONES
El hecho de que los personajes sean dos lesbianas y un gigolo da para pensar que se trata de una versión más de Orquídea salvaje o de una historia del tipo de Bajos instintos. Pero Tres de corazones no es ni lo uno ni lo otro.
Dejando a un lado las manidas truculencias eróticas, el director Yurek Bogayevizc ha querido utilizar tres personajes muy contemporáneos para componer una comedia de amor, con corazones rotos y amistades maltrechas.
Protagonizada por William Baldwin, Kelly Lynch y Sherilvn Fenn, Tres de corazones cuenta la historia de dos mujeres en el trance de cortar el largo romance que las unió y un tercero en discordia, un gigolo encargado de volver a emparejarlas .
En la relación de este curioso e inusual triángulo se basa una trama que, sin embargo, nunca logra salir de su argumento. Hay dos mujeres que se amaron y un hombre en el medio que las enlaza en la historia. Pero aparte de esto, la película no cuenta nada nuevo, nada que justifique su extensión, salvo algunas situaciones accesorias en referencia con el afán de aquel gigolo (Baldwin) por enamorar a Ellen (Sherilyn Fenn), como parte de un contrato de honor para devolvérsela a Connie (Kelly Lynch).
Como suele suceder en muchas comedias, Tres de corazones se sirve de confusiones y engaños para entretener al espectador hasta el final de la cinta. No obstante, los elementos son débiles y repetitivos. En última instancia, son demasiado vacíos para alcanzar una buena estructura, bien sea en la historia o en los propios protagonistas.
Al final queda la sensación de que los personajes, a pesar de estar inmersos en una historia, nunca se desarrollan: son los mismos durante toda la trama. Esta es tal vez la mayor debilidad de la película y la razón de que termine aburriendo.

GIBSON EN SERIO
Para los que conocieron a Mel Gibson en Mad Max y Arma mortal resulta por lo menos curioso que el famoso actor australiano esté dedicado a sacar adelante proyectos más ambiciosos. Hace unos agosto lo intentó con Hamlet, controvertida versión que protagonizó con Glenn Close.
Ahora, trabajando con su propia compañía productora y con el respaldo de la Paramount, Gibson se alista para iniciar dos películas de gran expectativa. La primera está rodándose ya en la República Checa. Se trata de inmortal Beloved, sobre la vida de Beethoven, quien será interpretado por Gary Oldman (Drácula). La segunda será Breveheart, una epopeya sobre William Wallace, el líder que organizo los clanes y las tribus de Escocia para enfrentar la expansión inglesa en el siglo XIII.
Esta última será dirigida y protagonizada por el mismo Gibson, quien ha reconocido que no volverá a rodar ni una versión más de Arma mortal.


PULGARCITA
Lejos de competir contra 'El rey león', pero, al fin y al cabo, otra alternativa para los niños.
En época de vacaciones, las grandes productoras y distribuidoras sacan a relucir su repertorio de verano para el público infantil. La Warner Bross. no se ha quedado atrás y presenta en esta oportunidad la adaptación de un clásico de la literatura para niños: la historia de Pulgarcito.
Sólo que esta vez el protagonista no es un niño sino una niña, pero con las mismas características del pequeño héroe masculino, incluida, por supuesto, la de su tamaño, no mayor que el de un dedo pulgar.
Tristemente, Pulgarcita tuvo que competir contra un monstruo taquillero y tecnológico: El rey león. A pesar de ser dirigida por Don Blum, autor de Feivel y quien trabajó antes para la Disney, después de ver la superproducción de esta última es difícil que una historia como la de Pulgarcita llame la atención. Aun así, la película de la Warner intenta defenderse con argumentos tecnológicos como la imitación del movimiento de cámaras y minuciosos decorados. Pero su producción está lejos de competir contra la maravilla animada que representa El rey león.
Romántica y noble, Pulgarcita gana el cariño del público infantil, pero es tan abrumadora la aparición de personapes que es difícil seguirle la pista.
De todas formas, es una de las pocas alternaltivas para los niños más pequeños.

SOBRE FASSBINDER
La universidad Central y el instituto Goethe, de Bogotá, han organizado un seminario-taller sobre la obra del director alemán Rainer Werner Fassbinder.
El plan general consiste en 14 películas de 16 milímetros, programadas entre el 8 y el 26 de agosto, sin incluir sabados ni domingos, y dos sesiones de seminario los días sábado 27 y domingo 28 del mismo mes, de las nueve de la mañana a las cuatro de la tarde. El seminario será dictado por el experto crítico de cine Luis Alberto Alvarez, y analizará la obra de Fassbinder en diferentes contextos históricos y personales. El curso tiene un costo de 18.000 pesos, con un cupo máximo de 35 personas. Mayore informes en el Departamento de Humanidades y Letras de la Universidad Central. Teléfonos: 3423790 y 3418151.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.