Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/1984 12:00:00 AM

TRIPLE ENCUENTRO

Cada vez más, la FIAC se consolida como la feria más importante del arte contemporáneo

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo (FIAC) abrió sus puertas en París el 20 de octubre, tras la tradicional inauguración destinada este año al Instituto Curie que se ocupa de la lucha contra el cáncer. Buscando innovar, los organizadores situaron está la Feria bajo el signo de un triple encuentro: el arte y la historia del arte, el artista y su obra, y el mercado y sus actores. "Esto explica, dijo a SEMANA uno de los organizadores la presencia de una librería con unas 1.500 obras sobre el arte y porqué programamos visitas guiadas, estilo museo, en las cuales se habla de los cuadros, del artista y de las tendencias del arte contemporáneo pero, de ninguna manera, del precio".
Esta preocupación cultural no logró ocultar otra evidencia: el aspecto más comercial que nunca, de la FIAC-84. La confianza que comienzan a tener los franceses--mayoritarios este año con 81 galerías--en el desarrollo de un mercado interio contemporáneo parece explicar esa si tuación. Hasta el 28 de octubre, la FIAC presentó unos dos mil cuadros y esculturas de 750 artistas provenientes de 19 países. La asistencia modesta de los Estados Unidos (6 galerías) de Alemania (3 galerías) continúa inquietando a los responsables de la FIAC. Según ellos, los primeros no vienen a causa de la carestía del dólar mientras que los alemanes prefieren sus propias ferias de Basilea y Colonia.
En realidad, la presencia extranjera disminuyó pues pasó de 79 galerías a 67. Italia se encuentra, como de costumbre, en la cabeza del pelotón con 16 galerías. Siguen Austria, Bélgica, Dinamarca, Inglaterra, España y Japón.
Colombia, por su lado, sigue siendo, con dos galerías, el país mejor representado de América Latina.
Garcés y Velásquez mostró los trabajos de Saturnino Ramírez y Maria de la Paz Jaramillo. La Galeria Quintaba expuso cuadros de Victor Laignelet, Fernando Dávila y Eduardo Hosie. La galeria brasileña Realidade volvió con obras de Manu Mabe y Minotauro de Caracas exhibió, por cuarta vez, los espacios arquitectónicos de Pacho Quilici. Otros artistas latinoamericanos estuvieron presentes: los colombianos Luis Caballero y Gregorio Cuartas con las galerias Lazemberg (Alemania) y Forni de Italia, el nicaraguense Armando Morales con Claude Bernard y, diferentes galerias, el venezolano Cruz-Diez, el cubano Wilfredo Lam y el argentino Julio le Parc. Arte en Colombia, por su parte, fue la única revista latinoamericana de arte que figuró entre las 22 que asistieron a la FIAC.
Los stands centrales situados en medio de los quince mil metros cuadrados de exposición fueron reservados prioritariamente por las galerias deseosas de exponer a los grandes pintores: Sonia Delaunnay, Jean Dubuffet, Alechinsky, Hason, Hans Hartung, Karel Appel, Picasso y sobre todo, Leger que como Pablo Picasso el año pasado, recibió un verdadero homenaje este año. Seis galerías, en particular Gmurzynska de Alemania y Sidney Janis de Nueva York, presentan sus cuadros. ¿Esta lista de "clásicos" a la cual hay que agregar Miró, Kandinsky, De Chirico, Delvaux, Matta, Magritte, Chagall, etc.lfavorece--a causa de sus precios elevados--la venta de artistas contemporáneos? "No existe esa relación de causa a efecto", nos dijo la responsable de la galería, Ivon Lambert, cuyos artistas pertenecen a la "nueva figuración ". "Pero reconozco, prosiguió que los cuadros de los jóvenes se venden bien".
Otros galeristas declararon a SEMANA su esperanza de ver aparecer en la FIAC un mercado dinámico que, siguiendo el ejemplo de los Estados Unidos, no supere el millón de pesos por obra. Es la única manera, según ellos, que la FIAC juegue su verdadero papel de feria del arte contemporáneo. Entre tanto, la FIAC de París, ya ha logrado una seria ventaja: convertirse en la feria de arte más concurrida de Europa.-
LOS COLORES DE MARIA DE LA PAZ
"Pensé que este año la FIAC iba a presentar más obras de vanguardia.
Pero, en proporción, el espacio reservado a las nuevas tendencias sigue siendo reducido", dijo a SEMANA María de la Paz Jaramillo. "En el fondo, la FIAC y Francia son muy tradicionales. Es algo interesante. La FIAC, contrariamente a lo que ocurre en los Estados Unidos, vive menos en Función de las modas. He notado que los pintores tienen mayor personalidad. La mayoría sigue su línea sin importarle lo que hacen las vanguardias".
"La primera impresión que tuve, continúa al comparar mis cuadros con los que ví en la FIAC, es que estaba agrediendo con mis colores. Las obras europeas tienen gamas muy matizadas, son las gamas tradicionales que se enseñan en las escuelas. Mis colores son diferentes e inclusive en Colombia se me dice que son demasiado fuertes. Por otro lado, la gente que ha pasado por el stand ha quedado impresionada por la alegría que hay en mis cuadros". Según María de la Paz, en Colombia hay muchos problemas; "pero la gente es capaz de estar alegre, de divertirse, de sacudir su problemática. Me parece muy importante que buena parte de los que vieron mis cuadros en la FIAC hayan captado eso".
"También ha gustado mucho el hecho que el marco continúe la obra.
Es algo que hago desde hace cinco años, pues cuando termino un cuadro me molestan dos cosas: el marco y la firma. La firma daña la composición del cuadro y el marco el sentido de la obra. En la FIAC también he podido comparar mi trabajo con lo que está haciendo la "nueva fifuración". Me parece que el color es diferente pero que estamos hablando un lenguaje un poco parecido. No me considero, sin embargo, una seguidora de esa tendencia, pues, vengo trabajando más o menos lo mismo desde hace una decena de años" agrega la artista.
"A mí me parece muy importante el buen dibujo y admiro a los buenos dibujantes. Pero, desde que estaba en la universidad, considero que ser buen dibujante no es todo. En ese sentido, me siento muy identificada con la nueva figuración. De ellos me interesa la fuerza que tienen y el rechazo de muchos convencionalismos de lo que se considera el "buen arte". Los cuadros que expongo en la FIAC son una continuación de lo que pinto desde hace tres años: la pareja, la fiesta, el coqueteo, la diversión. Esos cuadros reflejan típicamente fenómenos colombianos, pero todo el mundo puede comprenderlos porque el amor, el baile, el coqueteo y la pareja hacen parte del lenguaje universal". J.H. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.